lunes, 23 de julio de 2018

Cataluña, donde más cuarteles de la Guardia Civil ha cerrado Interior

De todos los que se han clausurado en España desde 2012, la mitad estaban en suelo catalán


Cuartel de la Guardia Civil en Sant Andreu de la Barca (Barcelona)



Cataluña es la región en la que se ha producido un mayor repliegue de la Guardia Civil en los últimos años. Lidera el ránking de cierre de cuarteles a nivel nacional, algo que a su vez ha ido unido a un sustancial recorte de la plantilladestacada en esa Comunidad. El continuado repliegue ha hecho que Cataluña sea la región española con menos agentes de la Guardia Civil por cada mil habitantes. Si el cómputo se hace por kilómetro cuadrado, la tasa es un 28% inferior a la media nacional. Y está un 73% por debajo de la media española si la ratio se calcula dividiendo el número de agentes por el total de municipios, según las cifras oficiales recopiladas por ABC.
El hecho de que Cataluña tenga policía autonómica, los Mossos, no justifica esta circunstancia en toda su dimensión: el País Vasco también cuenta con su propio cuerpo policial, pero allí la presencia de la Guardia Civil es proporcionalmente mucho mayor que en Cataluña. Lo mismo en Navarra. Y eso que tanto el País Vasco como la Comunidad Foral también han acusado el recorte de efectivos de la Benemérita en los últimos años.
En el caso de Cataluña, el cierre de cuarteles ha sido especialmente notable, sin parangón en ninguna otra autonomía. Desde el 1 de enero de 2012, el Ministerio del Interior ha desmantelado 15 cuarteles de la Benemérita en toda España, y siete de ellos estaban en Cataluña: uno se ha clausurado en la provincia de Barcelona, otro en Gerona y cinco en Tarragona. De los 1.996 cuarteles de la Guardia Civil que hay en toda España, 66 están en suelo catalán. Es decir, el 3,3% del total, pese a que Cataluña concentra el 16,3% de la población de toda España y el 6,3% del territorio nacional.
El repliegue de efectivos de la Guardia Civil en Cataluña se ha producido de forma sostenida desde 2012. Ha coincidido en el tiempo con la decisión del nacionalismo de lanzar su desafío independentista. El 31 de diciembre de 2011 había destinados en Cataluña 3.529 agentes de la Guardia Civil; el pasado 31 de diciembre, 3.325, lo que significa que en los seis últimos años esa Comunidad ha perdido 204 efectivos de la Benemérita.
El mayor descenso se ha producido en la provincia de Lérida, donde la plantilla real se ha reducido un 13% en seis años –64 agentes menos–. En Barcelona el recorte ha sido de un centenar de efectivos –un 5% en números redondos–, mientras que en Gerona y Tarragona han perdido 23 agentes en cada una de estas dos provincias –un recorte de la plantilla efectiva del 4%, aproximadamente–.

País Vasco y Navarra

Aunque de menor envergadura que en Cataluña, el recorte también ha sido significativo en el País Vasco y Navarra. En estas dos regiones no se cerró ningún cuartel entre el 1 de enero de 2012 y el 31 de diciembre de 2017, pero sí que se produjo un acusado adelgazamiento de plantillas de la Guardia Civil: entre las dos han perdido un millar de agentes en seis años. En Navarra se han recortado los efectivos un 16,5% –unos 300 agentes menos–; en el País Vasco, unos 750 menos, lo que ha supuesto perder la cuarta parte de la plantilla real que había destacada en esa Comunidad a finales de 2011.
En el País Vasco estaban destinados hace seis años más de 1.300 agentes de la Guardia Civil, frente a los poco más de 2.300 que había al acabar 2017. En Navarra, en el mismo periodo de tiempo, se pasó de unos 1.800 a menos de 1.500 agentes.
En todas esas cifras de plantillas, Interior computa tanto guardias en activo como alumnos en prácticas y agentes que han pasado a la reserva, en los años previos a su jubilación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias