viernes, 13 de julio de 2018

Cataluña: prohibir un autobús y obligar a llorar a un dictador

Cuidadito con los libros y mensajes que llevan a Cataluña. Les pueden multar, secuestrar la maleta y retenerles después de requisarles el material e incautarles, no una bomba ni un alijo de cocaina sino una caja de libros.




Erase una vez un vehículo naranja que se introdujo en la comunidad autónoma de Cataluña en marzo de 2017 para denunciar que, en once comunidades autónomas, incluida la región catalana, se adoctrinaba sexualmente a los niños.
Las fotos del vehículo las pueden ver en este enlace.
Pues bien, más de un año después la asociación civil HazteOir.org ha recibido la resolución de la Generalidad de Cataluña que confirma la sanción del gobierno catalán “por infringir la ‘ley LGTBI’ autonómica”. A la entidad promotora del #HOBus sólo le queda ahora recurrir a través de la vía judicial.
Y es que el Gobierno de la Generalidad, que ha pasado de Artur Mas a Puigdemont y de éste a Soraya para acabar en esa broma del destino denominada ‘Torra’, ha confirmado, en vísperas del período estival, que la asociación HazteOir.org que llevó a Cataluña su célebre vehiculo debe pagar la multa de 1.707 euros.
Cuando el gobierno autonómico catalán notificó la sanción a HazteOir.org, la asociación civil dejó muy claro que no tenia intención alguna de pagar la multa
La realidad es que el gobierno autonómico catalán toma como “elementos determinantes” de la infracción sancionada, las siguientes frases: “ Los niños tienen pene y las niñas tienen vulva. Lo dice la biología. Respeto para todos”.
Cuando el gobierno autonómico catalán notificó la sanción a HazteOir.org, la asociación civil dejó muy claro que no tenia intención alguna de pagar la multa. Su presidente, Ignacio Arsuaga, recordaba que la notificación catalana -que HazteOir.org ha recurrido en los tribunales- agrede a toda la sociedad. Y añadía: “Los políticos quieren adoctrinar a nuestros hijos en ideología de género y nos castigan por decir lo mismo que dicen los libros de Biología. Y, hasta el momento, que yo sepa, no han multado a las editoriales ni a los profesores por explicar la anatomía y la sexualidad humana desde el punto de vista científico. No nos van a callar y no vamos a pagar un euro por decir la verdad. Y si es preciso, recurriremos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos”.
Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir.org, atacado en Barcelona. /Actuall
Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir.org, atacado en Barcelona. /Actuall
Todo esto arranca el 17 de marzo de 2017, fecha en la que la policía autonómica catalana retuvo el autobús en la A-2 para impedir que entrara en Barcelona después de que el presidente de la asociación y parte de su equipo fueran agredidos y acosados. Además, los Mossos d’Esquadra obligaron a la asociación a borrar los mensajes vinilados en el exterior del #HOBus, entre ellos el lema y hasta las siluetas de un niño y una niña.
Ese mismo día- y cómo si estuviéramos en la España más negra- funcionarios de la Generalidad procedieron al secuestro de 400 ejemplares de #ElLibroProhibido que se encontraban en el interior del vehículo naranja. La publicación, editada y distribuida por HazteOir.org de forma gratuita, explica como las leyes LGTBI aprobadas en Cataluña y en otras diez comunidades autónomas imponen adoctrinamiento sexual en las aulas y vulneran el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus valores.
El autobús contra el adoctrinamiento LGTBI de HazteOir.org fue inmovilizado por la policía autonómica catalana./Actuall
El autobús contra el adoctrinamiento LGTBI de HazteOir.org fue inmovilizado por la policía autonómica catalana./Actuall
Mientras leía la última resolución del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalidad de Cataluña, de junio de este mismo año, que dictamina que debe multarse a la asociación HazteOir.org por contar lo que dicen los libros de biología sobre los genitales de los niños y las niñas, me ha venido a la mente la imagen de la muerte del dictador Kim Jong Il en Corea del Norte en el año 2011. La gente lloraba desconsolada. ¿Un gran padre? ¿Un benefactor de la sociedad? No, mucho más sencillo. Nos explicaron que no llorar con fuerza por el dictador difunto era delito.
Así que ya lo saben. amigos. Cuidadito con los libros y mensajes que llevan a Cataluña. Les pueden multar, secuestrar la maleta y retenerles después de requisarles el material e incautarles, no una bomba ni un alijo de cocaina sino una caja de libros. Deben Vds. expresar con fervor que los grupos LGTBI son su referente y que acatan todos sus dogmas sin rechistar. Porque de otra manera se arriesgan a ser sancionados e incluso encarcelados. Y desde luego, siempre vigilados y denostados.
https://www.actuall.com/criterio/familia/cataluna-prohibir-autobus-obligar-llorar-dictador/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias