martes, 7 de agosto de 2018

La Generalitat desobedecerá y mantendrá la escolta a Puigdemont en Bélgica

Carles Puigdemont continuará protegido por los Mossos en Bélgica y en cualquier desplazamiento que realice a partir de ahora, tanto como supuesto presidente del ‘consell de la república’ que el independentismo pretende poner en marcha en los próximos días, como en su condición de ex presidente de la Generalitat. 
Carles Puigdemont


El Ministerio del Interior, dirigido por Fernando Grande-Marlaska, ha denegado al Govern el permiso para que agentes de los Mossos presten el servicio de escolta a Puigdemont de forma oficial, pero la Generalitat está dispuesta a desobedecer y mantendrá el servicio de escoltas al ex presidente y líder de JxCat, según ha podido saber OKDIARIO.
La Conselleria de Interior ha determinado que, atendiendo a argumentos técnicos y policiales, es necesario que Puigdemont tenga servicios de seguridad necesarios para sus “funciones”. Así, teniendo en cuenta que corresponde a la Generalitat el mando sobre los Mossos d’Esquadra y la coordinación de las actuaciones policiales, según reza el Estatut, le ha comunicado al Gobierno que la actuación del Ministerio de Exteriores “se debe limitar a solicitar al país receptor la autorización para el desplazamiento de agentes de la Policía de Catalunya, sin entrar en otras consideraciones jurídicas o de oportunidad”.
La protección del fugado Puigdemont forma parte del paquete de servicios que el Govern brinda a los ex presidentes catalanes, regulados por la ley del ex President. Aparte de poner a disposición del ex jefe del Ejecutivo catalán una oficina con personal y un vehículo oficial, también se dispone de agentes de los Mossos que protegen la integridad física del ex mandatario.
Cuando el nuevo Govern de Quim Torra recuperó el control de la Generalitat, Carles Puigdemont solicitó los servicios de ex presidente, entre otros el de escolta, justificando que durante su estancia en Alemania mientras se estudiaba la orden de extradición, había recibido amenazas e insultos. Diligentemente, el nuevo consejero de Interior Miquel Buch, ordenó rápidamente la puesta a disposición de Puigdemont de equipos de escoltas que le acompañan tanto en Bruselas como en sus viajes —ya le acompañaron de Alemania a Bélgica—.
El Ministerio del Interior no considera necesaria la protección de Puigdemont al no ser autoridad y al estar huido de la Justicia. Es por ese motivo que deniega la solicitud de la Conselleria de Interior para destinar agentes del cuerpo de escoltas a la protección del ex presidente en su residencia en Waterloo.
Desde su fuga a Bélgica —con un dispositivo de huida diseñado por un agente de los Mossos—, Carles Puigdemont ha estado acompañado siempre de agentes de la Policía autonómica que, utilizando sus vacaciones o días de libre disposición, han viajado hasta los lugares donde se encontraba el ex president para hacerle de escoltas.
Escoltas fuera de España
La solicitud para que Puigdemont tenga escolta fuera de España no es nueva. Otra persona que fue autoridad, la infanta Cristina —ahora apartada de la Familia Real—, ha mantenido protección de la Guardia Civil en Ginebra (Suiza) desde que se trasladó a vivir allí.
Agentes de la Benemérita se han encargado de proteger el domicilio familiar de Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin —pese a estar ya condenado— y han facilitado la movilidad con varios coches con matrícula Española desplazados a Ginebra de la hermana del Rey y de sus hijos.
https://okdiario.com/espana/cataluna/2018/08/06/generalitat-desobedecera-mantendra-escolta-puigdemont-belgica-2907169

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias