jueves, 2 de agosto de 2018

Las cruces amarillas como nueva arma en Barcelona: pelea en mitad de una rotondabolos independentistas

Que ya no se vean imágenes con cruces amarillas en las playas catalanas y con sus consiguientes conflictos entre partidarios y detractores no significa que el problema haya desaparecido. Al contrario, la guerra de las cruces sigue viva y se expande a otros escenarios. Independentistas invaden espacios colocando cruces funerarias de color amarillo. Constitucionalistas las arrancan. Y, a menudo, prende la chispa.

La última tuvo lugar el lunes en Berga, en un polígono industrial de las afueras de la localidad barcelonesa. Miembros de un CDR colocaron en una rotonda de este municipio de la comarca del Bages una serie de cruces amarillas con el nombre de algunos de los políticos encarcelados o huidos. Hasta allí se desplazó Jaime Vizern,el principal impulsor de los GDR. O lo que es lo mismo, grupos de personas que forman brigadas de limpieza para retirar la propaganda amarilla de los espacios públicos. Y se lió.

Vídeo viral

Vizern actuó en solitario. Se desplazó hasta la rotonda y arrancó dos de las cruces. Entonces, varios miembros del CDR le asaltaron. Mientras varios grababan, uno de ellos, llamado Héctor Aranda, se encaró con él queriendo obligarle a soltar la cruz. La secuencia, de algo más de dos minutos, muestra la discusión entre Vizern y este miembro del CDR. Una discusión que fue subiendo de nivel por momentos. El vídeo se ha viralizado en redes.
Pelea por la retirada de cruces amarillas en una rotonda

Mientras Aranda le exigía que soltase la cruz porque no era suya, Vizern le contestaba (con la cruz en sus manos) que aquello era un espacio público. Forcejearon con la cruz, se insultaron gravemente y casi llegan a las manos. El miembro del CDR le llegó a decir a Vizern que la reotonda era suya, que Vizern no tenía derecho a quitar sus cruces, porque poner cruces es libertad de expresión, y porque Vizern no es ciudadano de Berga. “Soy ciudadano de Cataluña, no te confundas”, le contestaba Vizern. El miembro del CDR llegó a amenazarle con darle con la cruz en la cabeza mientras repetía en catalán “me cago en la madre que te parió”. Sabedor además de que la cámara le grababa, soltaba frases como "al fascismo se le combate".

Los Mossos se llevan las cruces

Vizern llamó después a los Mossos para poner una denuncia por agresión, “pero cuando llegaron los agentes me identificaron y me registraron el coche entero”, explica, lamentando “que uno llame para denunciar porque le están amenazando con darle con un palo en la cabeza y acabe la cosa con los Mossos registrándote el coche”. La policía autonómica se acabó llevando las cruces.
Jaime Vizern y Héctor Aranda encarados en una rotonda de Berga
Jaime Vizern y Héctor Aranda encarados en una rotonda de Berga
Asegura Vizern que lleva un tiempo fuera de las campañas de limpieza de símbolos separatistas, pero que pasó por aquella rotonda, vio las cruces y decidió parar a quitarlas. “Siguen invadiendo los espacios públicos y yo sigo creyendo en lo mismo, así que decidí que me bajaba y las quitaba”. Finalmente, los Mossos se las requisaron. Respecto al intento de agresión, Vizern dice que va a ir a denunciarlo en el transcurso del jueves. Entretanto, las cruces siguen generando conflictos en Cataluña.
https://www.elespanol.com/reportajes/20180801/cruces-amarillas-nueva-barcelona-pelea-mitad-rotonda/326968231_0.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias