miércoles, 8 de agosto de 2018

Las cuentas “no oficiales” de la Policía y de la Guardia Civil, ¿qué límites tienen?

Hay cuentas que se limitan a compartir información. Otras se enzarzan en discusiones y llegan al insulto





La cuenta en Twitter del Foro Guardias Civiles (@foro_gc) está ahora mismo suspendida. Aunque la red social no da información acerca de por qué suspende una cuenta, los mensajes de este perfil, que en su descripción aclaraba que no tenía ninguna relación oficial con la Guardia Civil, suelen ser polémicos.
Recientemente, esta cuenta publicó un mensaje apoyando el supuesto atentado contra Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, y hace unas semanas llamó “roomba” a Pablo Echenique, secretario de organización de Podemos. De estos mensajes aún quedan pantallazos y se pueden consultar en la caché de Google.


Esta cuenta ya había sido suspendida en marzo, cuando usaba el nombre @forogc. Entonces había superado los 140.000 seguidores, según datos de la herramienta de análisis Socialblade. La cuenta actual estaba en torno a los 2.000. En marzo aún tenía una página en Facebook con unos 250.000 seguidores.
Tanto en Twitter como en Facebook hay otros perfiles no oficiales de Policía, Guardia Civil y demás cuerpos de seguridad del Estado. En su mayor parte, aclaran en su bio que no son oficiales y a menudo se limitan a compartir noticias más o menos relacionadas con su trabajo y, en ocasiones, a dar su opinión al respecto o a compartir experiencias.
Se trata de cuentas como Policías.es (325.000 seguidores en Facebook)Antidisturbios #UIP (32.200 seguidores), Beneméritos (6.000 seguidores en Twitter y 7.600 en Instagram), ¡Alto, Policía! (8.000 seguidores), Policía-M-Madrid (2.200 seguidores) y Policías en acción (1.900 seguidores en Twitter), por ejemplo. También hay una cuenta de los Mossos d’Esquadra independentistas (50.000 seguidores) y otra de Mossos en defensa de los valores constitucionales (17.300 seguidores).
En algunos casos, como el del ya mencionado Foro Guardia Civil, estas cuentas presentan un perfil más polémico, enzarzándose en discusiones en Twitter en las que a menudo se llega a los insultos.
¿Estas cuentas son legales?
A pesar del contenido de algunos de estos mensajes, fuentes de la Guardia Civil aseguran a Verne que no han recibido quejas oficiales ni denuncias al respecto. La Policía Nacional nos comenta que solo les han llegado comentarios aislados de personas que habían creído estar hablando con una cuenta oficial, pero que no ha ido más allá.
Tal y como explica a Verne Verónica Alarcón, abogada del despacho 451.legal, no hay problema con abrir uno de estos perfiles “siempre que la audiencia objetivo entienda que se trata de una cuenta no oficial”. Es decir, no se puede confundir o engañar a otras personas.
Tanto Twitter como Facebook nos remiten a sus términos de uso, en los que se especifica que estas cuentas deben indicar en su biografía o en su pestaña de información que se trata de cuentas no oficiales. No es algo que ocurra en todos los casos de forma explícita. Por ejemplo, la bio de Policías de España (@PoliciasSpain) dice: “Policías de España. Acercamos al ciudadano la labor de nuestra profesión. Noticias policiales y opiniones personales. #EquiparacionYA”. La cuenta, con más de 2.800 seguidores, ha tenido que aclarar esto alguna vez.
Policias.es, que cuenta con más de 300.000 seguidores en Facebook (y 19.000 en Instagram), vende incluso merchandising, como bolígrafos, pulseras y camisetas, en su página web. Tanto las fuentes policiales como la abogada Verónica Alarcón nos confirman que haría falta autorización para vender productos con los distintivos oficiales, que no constarían en estos productos.
La Policía Nacional y la Guardia Civil explican a Verne que solo piden el cierre de estos perfiles cuando dan lugar a confusión o cuando usan el nombre o el logo oficial de estos cuerpos. “Nosotros no podemos ir con visión censuradora de las opiniones de estas cuentas”, apuntan desde la Guardia Civil.
¿Puede un agente discutir con tuiteros?
Tal y como recuerda Alarcón “los agentes, como todo ciudadano, tienen derecho a su libertad de expresión”. Pero “sus propias normas contemplan algunas previsiones que podrían tener encaje en el uso de redes sociales”.
La Guardia Civil nos remite a la Ley Orgánica del régimen disciplinario de la Guardia Civil. Entre las faltas graves, por ejemplo, está la expresión de “opiniones que supongan infracción de neutralidad política o sindical, pronunciándose o efectuando propaganda a favor o en contra de partidos políticos o sindicatos o de sus candidatos”. Y, entre las faltas leves, “la desconsideración o incorrección con los superiores, compañeros, subordinados o ciudadanos en el ejercicio de las funciones, con ocasión de aquellas o vistiendo de uniforme”.
Del mismo modo, la Policía recuerda que “si un agente identificado en redes como policía insulta a un ciudadano, estaría cometiendo una infracción de falta de respeto”, aunque su reglamento no es tan estricto como el de la Guardia Civil.
Ambos cuerpos también recuerdan que en muchas ocasiones no se sabe si quien administra estos perfiles es o no es un policía. Llegado el caso de que se denunciara alguna de estas cuentas, si los administradores no fueran agentes quedarían sujetos a la ley, pudiendo denunciarse por injurias o calumnias, por ejemplo, igual que ocurre con cualquier otro perfil de cualquier otra persona en redes sociales.

https://verne.elpais.com/verne/2018/08/06/articulo/1533553568_332360.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias