lunes, 10 de septiembre de 2018

Grande-Marlaska asume el plan para cerrar puestos pequeños de la Guardia Civil en toda España

El ministro ha confirmado a los agentes que apoyará el proyecto de concentrar a los efectivos en acuartelamientos con más de 20 miembros


“Plan plurianual de modernización”: ese es el nombre que el Ministerio del Interior, dirigido aún por Juan Ignacio Zoido, presentó a finales de 2017 a las asociaciones profesionales de la Guardia Civil, en el marco de las negociaciones sobre la equiparación salarial con la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra.
Ese plan contemplaba reformas en acuartelamientos que están demasiado viejos, mejoras en el material y los vehículos de los agentes... pero el cambio de más calado era una profunda reorganización del despliegue territorial de la Guardia Civil.
La idea era revisar detenidamente la situación, dotación y servicio que presta cada cuartel y cada puesto de la Guardia Civil, y evaluar si es viable, o si por el contrario tiene tan pocos agentes que su operatividad es limitada y sería preferible fusionar su plantilla con la de otro cuartel cercano para atender a un área mayor.
Esto supondría el cierre de puestos pequeños, algunos en los que apenas hay tres, cuatro o cinco agentes, y que las tareas burocráticas y la vigilancia del propio cuartel apenas les permite sacar patrullas a las carreteras y calles.

Llegó a Zoido y después a Grande-Marlaska

La Dirección General de la Guardia Civil estuvo durante meses elaborando un informe sobre este asunto, para comenzar después a tomar medidas en este sentido de reorganizar la presencia del Instituto Armado, sobre todo en las zonas rurales. Lo entregó al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, pero la moción de censura de Pedro Sánchez provocó el cambio en el organigrama de Interior.
Confidencial Digital ha podido saber que este informe llegó a la mesa de Fernando Grande-Marlaska, y que el ministro no sólo no lo ha dejado de lado, sino que ha decidido asumir el proyecto.
Así lo ha comunicado en reuniones con mandos y agentes de la Benemérita en estos primeros meses al cargo del Ministerio del Interior. Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles admiten que esta reorganización puede provocar cierta conflictividad, a nivel social y político, ya que habrá pueblos y alcaldes que se resistan a que se cierre su puesto, pese a que vayan a estar atendidos por un cuartel mayor.
Pese a estas resistencias que se puede encontrar, Grande-Marlaska ha trasladado que no va a rehuir afrontar este asunto. “Ha asumido que se tiene que hacer”, aseguran las fuentes consultadas por ECD, que además añaden que al ser un plan a largo plazo, que costará varios años llevarlo a término, seguramente tendrá que aplicarse bajo distintos Gobiernos de España y distintos ministros del Interior.

Sólo falta ponerlo en marcha

Una vez que ya está elaborado ese informe con las pautas para ir replanteando la estructura territorial de la Guardia Civil, y que el ministro ha mostrado su voluntad política de aplicarlo, sólo falta comenzar a ponerlo en marcha. Sin embargo, por el momento los altos cargos de Interior no han comunicado a las asociaciones profesionales del cuerpo cuándo comenzarán los cambios.
Aunque el informe elaborado por la Dirección General no es público, y ni se ha distribuido a las asociaciones, en estas páginas ya se contó que uno de los ejes del mismo es que los acuartelamientos de la Guardia Civil cuenten al menos con 20 agentes y dos suboficiales al mando: se entiende que es la cifra mínima para prestar servicio con garantías. De ser esa la cifra mínima, en bastantes provincias de España serán muchos los puestos que desaparecerán para fusionarse con otros cercanos.

https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/seguridad/grande-marlaska-asume-plan-cerrar-puestos-pequenos-guardia-civil-toda-espana/20180907202958115677.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias