lunes, 24 de septiembre de 2018

Pedro Sánchez confiesa que su Gobierno se propone "dejar la vía judicial" con los golpistas de Cataluña

MONCLOA NEGOCIA YA DIRECTAMENTE CON PUIGDEMONT PARA RESOLVER EL DESAFÍO INDEPENDENTISTA

El presidente socialista no desautoriza a Cunillera por los indultos y dice que hace falta más "empatía" con Cataluña


Pedro Sánchez quiere seguir en La Moncloa hasta 2010 y conciente de que para ello depende que proetarrras e independentistas catalanes no le quiten su apoyo, está dispuesto a hacer todo tipo de concesiones a los enemigos de España (El xenófobo Torra le mea encima y Pedro Sánchez insiste en que sólo llueve).
Revela Carlos Cuesta este lunes en OKdiario que Moncloa no ha ceñido su radio de conversación exclusivamente a Quim Torra (El 'okupa' Pedro Sánchez anda casi tan cagado como sus ministros de diseño).
Los contactos del Gobierno han llegado ya directamente hasta Carles Puigdemont para buscar una salida a lo que en Moncloa se define como el “problema catalán” y que no es sino el desafío a la Constitución que mantienen a pleno rendimiento los partidos golpistas catalanes (El Gobierno Sánchez ya pide que queden impunes y en libertad los golpistas catalanes).
El presidente del Gobierno confesó este 23 de septiembre de 2018 que el Ejecutivo socialista se propone "dejar la vía judicial y empezar a habla de política" en Cataluña para tratar de "tender puentes" con la Generalitat de Quim Torra (El indecente guiño de Sánchez al coqueteo de sus mujeres con los indultos a 'La Manada' golpista).
De esta manera, ha lanzado un guiño a los separatistas que vienen reclamando, por ejemplo, la retirada del cargo de rebelión a los presos golpistas para negociar los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE). Con estas declaraciones, Sánchez ha insinuado que la Fiscalía tendrá que adoptar un actitud más pasiva.
En una comparencia de prensa en Canadá junto al primer ministro de este país, Justin Trudeau, el jefe del Ejecutivo ha destacado que el Gobierno y la Generalitat hayan iniciado el diálogo en las comisiones bilaterales que llevaban hace siete años sin reunirse. También ha subrayado que el gabinete de Torra se va a incorporar a las comisiones multilaterales con el resto de comunidades autónomas.
"El Gobierno tiene una hoja de ruta clara que si tiene un objetivo es resolver desde la política un conflicto político, y que lo vamos a hacer desde la ley y el diálogo".
 
En este contexto, ha recalcado que "el carril de la Justicia tiene su recorrido y la responsabilidad del Gobierno es responder desde la política a una crisis política".
Además, el jefe del Ejecutivo ha admitido que este problema no se va a resolver a corto plazo pero ha destacado la necesidad de afrontarlo con "paciencia, tesón, determinación y sentido de Estado".
"Confrontación"
Por otro lado, Sánchez ha evitado posicionarse sobre la concesión del indulto a los exdirigentes de la Generalitat ("El Gobierno no se pronuncia sobre hipótesis; el Gobierno se pronuncia sobre realidades", ha señalado), pero tampoco ha desautorizado a la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, tras sus polémicas declaraciones de ayer mostrándose partidaria de esa medida de gracia por parte del Ministerio de Justicia.
"En relación con los indultos, yo creo que la reflexión que trasladó la delegada del Gobierno y que yo desde luego comparto es que en la política española y sobre todo cuando estamos hablando de la política catalana, falta empatía".
 
"Ha habido durante demasiados años un lenguaje demasiado grueso, de confrontación, de división, un lenguaje en el que hay que reivindicar la legalidad y el diálogo, pero donde se ha echado en falta esa empatía".
 
"La reflexión que yo siempre he hecho es que en Cataluña la prioridad, al menos para este gobierno, es la convivencia; establecer un marco de convivencia en Cataluña".
 
Sánchez ha puesto a Quebec como ejemplo para Cataluña de que "desde la política se pueden encontrar soluciones políticas para resolver los conflictos".
"Desde el respeto a la legalidad se puede encontrar una solución para garantizar la convivencia".
 
La provincia canadiense fue reconocida en 2006 por el Parlamento como una nación dentro de Canadá en un sentido social pero no legal.
Además, se han realizado dos referéndum de independencia, en 1980 y en 1995, en los que se obtuvo el 40.5% y el 49,4% de votos en favor del ‘sí'.
https://www.periodistadigital.com/politica/justicia/2018/09/24/pedro-sanchez-confiesa-que-su-gobierno-se-propone-dejar-la-via-judicial-con-los-golpistas-de-cataluna.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias