viernes, 21 de septiembre de 2018

Un juez investiga por desobediencia el 1-O al cargo del Govern que pidió un Ejército catalán

El Juzgado de Instrucción número 4 de Vic escuchó ayer la declaración como investigado del director general de Agentes Rurales de Cataluña, Marc T. Costa, por su presunta participación en la celebración del referéndum independentista del 1 de octubre del año pasado en el municipio de Sant Julià de Vilatorta (Barcelona) pese a la orden de que ningún cargo de la Generalitat debía hacerlo ya que fue suspendido por el Tribunal Constitucional. 
GERMÁN GONZÁLEZ
Costa está imputado por desobediencia después de que los Mossos d'Esquadra lo identificasen en un centro educativo de la localidad durante las votaciones. Pese a que en un principio la investigación contra él la llevó la Audiencia Nacional, la magistrada Carmen Lamela consideró que debía encargarse un juzgado catalán y por eso remitió la causa a Vic. Ayer también declaró como testigo un agentes de la policía autonómica.
Decenas de personas acompañaron a Costa a las puertas del juzgado para mostrarle su apoyo. A la salida, el director general explicó que en su comparecencia respondió a las preguntas de la juez y de su abogado. También reconoció que durante el 1-O estuvo «entrando y saliendo del colegio electoral en una jornada festiva».
Costa es abogado y está especializado en políticas públicas de seguridad y trabajó durante años para los Mossos d'Esquadra como instructor de la Escuela de Policía y en tareas administrativas. Fue uno de los cargos que se mantuvo en su puesto tras la aplicación del artículo 155 en Cataluña. También ha defendido en varios artículos y conferencias la necesidad de crear un Ejército en Cataluña para «disuadir» a posibles enemigos, además de definir de forma integral la seguridad de una hipotética República.

http://www.elmundo.es/cataluna/2018/09/21/5ba3ec8c46163f56ba8b45b2.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias