martes, 23 de octubre de 2018

ETA depuso las armas porque fue totalmente derrotada por la Policía y la Guardia Civil

La Asociación Riojana de Víctimas del Terrorismo organiza hoy una jornada sobre la Memoria del Terrorismo y los primeros atentados de ETA

«ETA depuso las armas porque fue totalmente derrotada por la Policía y la Guardia Civil»



José Antonio Pardines era un joven guardia civil gallego aficionado al fútbol y a las motos que al no lograr convertirse en futbolista profesional decidió entrar en la agrupación de Tráfico de la benemérita para seguir subido en una motocicleta y ganarse la vida. Su nombre ha pasado a la trágica historia de la banda terrorista ETA por ser el primer asesinado a manos del grupo criminal. Aquel atentado del 7 de junio de 1968 fue una «cuestión de puro azar, aunque ETA ya había tomado la decisión de matar. Y a Pardines lo asesinaron a sangre fría», explica Gaizka Fernández Soldevilla, coordinador de la obra 'Pardines, cuando ETA empezó a matar', uno de los libros que serán presentados hoy en un acto organizado por Asociación Riojana de Víctimas del Terrorismo y que se celebrará en Centro Cultural Ibercaja a partir de las 19.30 horas.
-¿Cómo se produjo el atentado?
-Dos etarras, 'Txabi' Etxebarrieta e Iñaki Sarasketa, habían robado un automóvil y como consecuencia de unas obras en la N-1 a la altura de la localidad guipuzcoana de Villabona, Pardines y su compañero Félix de Diego Martínez se encontraban regulando el tráfico. Algo raro debieron de ver en el vehículo porque tomaron la decisión de pararlo. Mientras José Antonio Pardines hacía una comprobación le pegaron un tiro en la cabeza y después varios más en el suelo. Pardines no era un objetivo prioritario. ETA ya había decidido matar, aunque a otras personas. En este caso se adelantaron.
LAS FRASES «ETA fue violenta desde que nació en 1959 y colocó sus primeras bombas meses después de fundarse» «Buscaba que la represión llegara a toda la población para que se percibiera a ETA como liberadora del pueblo»
-Durante años se relató este atentado como una especie de accidente en el que dos jóvenes asesinaron a Pardines sin premeditación alguna...
-Gracias a balística, a los informes de los forenses y a la documentación policial sabemos que no fue así. Cuando se encontró el cadáver, se vio que Pardines tenía en la mano derecha los papeles del coche robado y la cartuchera de la pistola abrochada. En ningún momento dio ninguna muestra de haber encañonado a los etarras. Son ellos los que decidieron asesinarlo mediante cinco disparos a sangre fría. ETA contaba ya con diez años de andadura y en otros encuentros parecidos con la policía no había matado.
-¿Cómo maduró ETA la decisión de comenzar a matar?
-ETA desde el principio tuvo una vocación violenta. Nació a principios de 1959 y colocó sus primeras bombas unos meses después. Al año siguiente intentó descarrilar un tren... En 1963 cometió la primera agresión física contra un ser humano cuando le propinó una paliza a un maestro de Zaldívar. Fue dando pasos poco a poco, aunque hasta ese momento no había una voluntad clara de asesinar porque carecían de armamento, entrenamiento o financiación para sostener una campaña terrorista a largo plazo. En cambio, en 1968 ya contaban con dichas condiciones puesto que ya habían cometido sus primeros atracos con éxito, tienen liberados en sus filas y armas como 'Astras' y otro tipo de pistolas, además de una firme voluntad de matar que nació en un periodo que va del 66 y 67 con una apuesta por la violencia. El asesinato de Pardines lo que supone es que se adelanten los planes terroristas de ETA, pero la banda ya había aprobado en su dirección los atentados mortales contra el inspector-fefe de la Brigada Político-Social de Guipúzcoa, Melitón Manzanas, y el de Bilbao, José María Junquera.
-¿La estrategia de ETA pasaba por la violencia como eje?
-ETA dejó muy claro en sus textos dogmaticos que buscaba una estrategia de 'acción-represión-reacción', que era una copia de lo que hacían en el tercer mundo movimientos anticoloniales. Se trataba de provocar la represión, de que el franquismo reprimiera no sólo a ETA sino al conjunto de la población vasca con el objetivo de que la sociedad percibiera los atentados como actos de justicia y protección ante un Estado represor. La estrategia era llegar a una insurrección final y a la independencia. Ellos sabían que el Estado no estaba especialmente preparado para luchar contra una banda terrorista y sucedió exactamente lo que ETA esperaba: detenciones indiscriminadas, malos tratos... No lograron la insurrección pero sí un sucedáneo terrible como ha sido el terrorismo.
-¿Quién ha derrotado a ETA?
-El Estado de Derecho. Después de sesenta años de violencia, ETA ha depuesto las armas porque ha sido totalmente vencida por la Policía y la Guardia Civil. Todo esto lo digo como banda terrorista, otra cosa son sus ideas o su proyecto político.
-¿El mundo abertzale radical tiene esa misma percepción?
-Intentan dulcificar la derrota y siguen haciendo homenajes a los etarras que salen de la cárcel. Pero son conscientes de que su historia ha fracasado. Después de más de 850 víctimas mortales, más heridos y extorsionados, si hacen un balance en comparación con sus objetivos iniciales, es un fracaso enorme.
-¿Qué le parecen las unidades didácticas sobre la historia reciente de Euskadi que el Gobierno vasco quiere llevar a las aulas?
-Me reservo mi opinión.
https://www.larioja.com/la-rioja/depuso-armas-totalmente-20181023002810-ntvo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias