jueves, 18 de octubre de 2018

Lección de la Guardia Civil: desearás mi muerte pero si me necesitas me jugaré la vida por ti

España está todavía conmocionada por el asesinato de José Manuel Arcos, un Guardia Civil de 47 años, abatido por un delincuente común en Granada. Poco después de trascender las noticias los salvajes ‘odiadores' habituales de las redes sociales comenzaban a reírse y jactarse de la muerte del agente de la Benemérita.


El caso más llamativo ha sido el de Cristian Martínez, un trabajador de Burger King en Avilés que escribía en su Twitter: "Un guardia civil muerto en Granada... bonita tarde se ha quedado", comentario desafortunado que se hizo viral y que fue la causa de su despido inmediato tras la lógica indignación causada en las propias redes sociales.
Así, tras difundirse rápidamente por Twitter que el autor del brutal comentario era trabajador de esa multinacional de comida rápida, la firma emitía un contundente comunicado "habiendo tenido conocimiento de lo ocurrido, se han tomado las medidas disciplinarias oportunas, esta persona ya no trabaja aquí".(Con este dolor y orgullo cantan los familiares del guardia civil asesinado el himno de la Benemérita).
Pero el caso de Cristian no ha sido aislado ni único. Muchas cuentas anónimas se han mofado de la muerte del agente y vejado a él y a todo el Cuerpo.
Y muchos agentes están hartos de soportar estos comentarios y en momento tan doloroso han reaccionado. Este jueves corre como la pólvora en las redes unas palabras de un agente de la Guardia Civil que se está difundiendo en varias cuentas oficiosas de funcionarios de la Benemérita y también de la Policía Nacional. Lo dicho por este agente es un compendio de profesionalidad y toda una lección vital, moral y de humanidad para los salvajes que les desean la muerte.
si algún día nos necesitáis nos llamaréis y acudiremos a vuestra llamada. Si es preciso pondremos el pellejo en juego por vosotros
 
El texto comienza diciendo: "Recordaros un cosa, somos guardias civiles... podéis desearnos la muerte, alegraros cuando algunos de nosotros caiga, no pasa nada".
Y comienza la ejemplar lección: "si algún día nos necesitáis nos llamaréis y acudiremos a vuestra llamada. Si es preciso pondremos el pellejo en juego por vosotros... ¿por qué? Porque somos Guardias Civiles. Ni somos más ni somos menos, simplemente somos Guardias Civiles. Hago extensivas estas palabras a los hermanos de azul".
https://www.periodistadigital.com/politica/justicia/2018/10/18/leccion-de-la-guardia-civil-desearas-mi-muerte-pero-si-me-necesitas-me-jugare-la-vida-por-ti.shtml

1 comentario:

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias