jueves, 15 de noviembre de 2018

Denuncian que un guardia civil se suicida tras sufrir acoso

Un guardia civil destinado en Fuerteventura se quitaba la vida en su domicilio este lunes por la tarde, según indicaba la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). El motivo podría ser que la víctima había sufrido constantes acosos, sumándose a la elevada tasa de casos que vienen denunciando desde hace años.



El fallecido, de 40 años, era conocido por las siglas A.J.T.A.. Casado y con un hijo, estaba destinado en Gran Tarajal (Tuineje) y residía en la Casa Cuartel de esta localidad. Su caso, por desgracia, no es un hecho aislado, según ha advertido la asociación de guardias civiles, que lleva años denunciando la elevada tasa de suicidio entre compañeros, con un promedio de uno cada 26 días. «Esta lacra nos vuelve a ahogar en la desesperación de un problema grave que desgraciadamente no cesa», señalan en un comunicado.
Por su parte, la asociación de Independientes de la Guardia Civil (IGC) trata de poner el foco en las causas que llevaron al fallecido a quitarse la vida, ya que parece que estaba siendo objeto de acoso, según explica Diario de Fuerteventura.
El colectivo ha manifestado que intentará que el Juzgado de Instrucción que se haga cargo de la investigación «no archive el caso ante un supuesto suicidio», además de ejercer la acusación «contra aquellos que pudieran haber influido en el suicidio», si así se acredita el «supuesto acoso que pudiera estar viviendo».
En ese sentido, la IGC entiende que en este caso, la muerte se produce como consecuencia de la actividad profesional, pero teme que de la investigación se pueda concluir una «acción dolosa con resultado de muerte» sin mayor repercusión. De esta manera, avanza que en el marco de la investigación podría presentar una querella contra «personas concretas», además de reclamar responsabilidad civil, también a la Administración.
Expedientado
En un comunicado, el colectivo de guardias civiles explica que tuvo conocimiento de la apertura de un expediente disciplinario al sargento fallecido, quien pretendía afiliarse a la IGC el próximo año. Dicho expediente, que respondía a un falta muy grave, fue transmitido por el capitán jefe de la Guardia Civil en Fuerteventura tras una discrepancia con un subordinado respecto a unas condecoraciones por servicios meritorios que no se le reconocían.
La conversación telefónica, al parecer, fue grabada por el subordinado, poniéndole en esta situación profesional al «buscarle la boca». Además, el colectivo de guardias civiles señala que surgieron «conflictos» entre el Equipo de Policía Judicial de Fuerteventura, que comandaba el sargento fallecido, con la Unidad de Seguridad Ciudadana de la propia Guardia Civil.
Desde la asociación aseguran que el sargento exigió que «se siguiera el manual» y que «aquellos casos de mayor enjundia, que requirieran de una investigación más técnica, le fueran transmitidos, aún de recibirse la denuncia en esa Unidad de Seguridad Ciudadana».
La IGC asegura que el sargento había detenido anteriormente por supuesto delito de tráfico de drogas a uno de los guardias civiles que podrían ser acosadores, mientras que a otro lo había sido denunciado y condenado por lesiones.

https://www.canarias7.es/siete-islas/fuerteventura/denuncian-que-un-guardia-civil-se-suicida-tras-sufrir-acoso-XB5928365

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias