sábado, 10 de noviembre de 2018

La emotiva “lección” de la Guardia Civil en el ALSA de Logroño a Madrid

Hay muchas formas de concienciar sobre los riesgos de la carretera. Todos recordamos mensajes como ‘las imprudencias se pagan’ o ‘más vale perder un minuto en la vida que la vida en un minuto’.


Los pasajeros del autobús ALSA que este sábado ha conectado Logroño con Madrid han aprendido una emotiva lección pronunciada por una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico. Pero, sobre todo, la ha aprendido su conductor que, al parecer, viajaba con un poco de prisa.
Según han relatado a NueveCuatroUno algunos de los pasajeros, la patrulla detuvo el vehículo después de que fuera “pitando a otros conductores y adelantando con riesgo”. Con el vehículo parado, uno de los agentes subió a la cabina y pronunció una frase que despertó la admiración del pasaje.
“Señor, usted no solo lleva a cincuenta personas a bordo, sino a cincuenta familias y miles de amigos y conocidos de esa gente”, dijo el guardia, que reprendió al chófer, afeándole que “no piense en quienes lleva ahí montados”. La frase surtió efecto, ya que a partir de ese momento ha comenzado a conducir más tranquilo.
“Tan solo quería agradecer a ese agente que mirase por todos nosotros, pero no queremos hacer una sangría con el conductor”, señala uno de los testigos. No en vano, ese chófer ha aprendido una lección que, al igual que los pasajeros, tardará mucho tiempo en olvidar”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias