lunes, 26 de noviembre de 2018

La Policía Nacional compra fundas antihurto para evitar muertes como la del guardia civil de Granada

Distribuirá 3.500 unidades al año ante la petición que realizaron los agentes tras el suceso en Huétor Vega


La Guardia Civil perdió hace más de un mes, en octubre, a un agente que murió a causa de los disparos que un delincuente realizó con la pistola del propio guardia civil. El suceso ocurrió en la localidad granadina de Huétor Vega: había un control policial, el agente dio el alto al delincuente (buscado por otros delitos), éste forcejeó, le arrebató el arma al guardia civil, le disparó mortalmente y huyó. Fue detenido horas después.

Esta muerte provocó cierta indignación entre guardias civiles y miembros de otras Fuerzas de Seguridad, como la Policía Nacional. El motivo, tal y como se contó en estas páginas, es que consideraban que la muerte del agente José Manuel Arcos se podría haber evitado con una simple funda antihurto.
Se trata de una funda para portar el arma reglamentaria, con un sistema que dificulta que cualquiera pueda arrebatar la pistola al agente. El guardia civil fallecido no contaba con este tipo de funda, sino que tenía una de menor seguridad.
A raíz de este dato, sindicatos de la Policía Nacional y asociaciones profesionales de la Guardia Civil exigieron al Ministerio del Interior y a sus respectivas direcciones generales que les doten de este tipo de fundas antihurto.

Fundas que no se puedan abrir fácilmente

Confidencial Digital ha podido saber que la Policía Nacional ha iniciado el procedimiento para adquirir fundas antihurto en cantidades relevantes los próximos años.

Concretamente, ha abierto una consulta preliminar para que las empresas interesadas le envíen propuestas acerca de una próxima licitación para adquirir fundas antihurto propias de las pistola de dotación de la Policía Nacional, modelo H&K USP Compact 9mm Pb.
Al ser una consulta preliminar, las empresas enviarán propuestas pero no serán ofertas definitivas como las de un proceso de licitación en firme.
Según la documentación que ha podido consultar ECD, la idea del Servicio de Armamento y Equipamiento Policial de la Dirección General de Policía es adquirir unos lotes de 3.500 fundas antihurto al año, así como otros 3.500 portacargadores.
Estas fundas, cuyo objetivo es evitar muertes como la del guardia civil al que dispararon con su propia arma, habrán de estar diseñadas de manera que cubran la mayor superficie posible del arma. De forma específica, tendrán que impedir el acceso al disparador de la pistola cuando el arma esté en la funda.
Además, las fundas que adquirirá próximamente la Dirección General de Policía “dispondrán de arco superior o capucha que limite el acceso al martillo percutor”, como otra medida de seguridad.
Y por último se especifica entre los “requisitos técnicos esenciales” que cada funda de pistola antihurto contará con un sistema de retención aparte de la capucha antes mencionada. Este sistema se desactivará “preferiblemente con el dedo pulgar y siempre modificando mínimamente la posición de empuñamiento natural”.
https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/seguridad/policia-nacional-compra-fundas-antihurto-evitar-muertes-guardia-civil-granada/20181123123333118500.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias