miércoles, 7 de noviembre de 2018

"No he tenido dificultades para ascender en la Guardia Civil por el hecho de ser mujer"

Con el rango de teniente, María del Camino Martínez de Baños es la única mujer al frente de un cuartel en la provincia de Castellón
Tras dedicarse a la formación en la academia de Baeza, ahora llega dispuesta a pisar la calle
JANDRO ROURES
No lleva ni un mes al frente del cuartel de Almassora (Castellón) y la teniente María del Camino Martínez de Baños (Zaragoza, 1992) asume con ilusión el reto de dirigir uno de los puestos con más carga de trabajo para la Guardia Civil. Justo en el año en el que se cumple el 30 aniversario de la integración de la mujer en el cuerpo, la teniente Martínez de Baños asume con normalidad el hecho de ser la única mujer al frente de un cuartel en una provincia con un centenar de mujeres en la plantilla de la Benemérita.

Es usted la primera comandante del puesto de la Guardia Civil en Almassora y la única en la provincia, ¿le sorprende ser la única mujer?
Bueno, sorprenderme tampoco. Es estadística. En unas comandancias hay más y en otras menos, pero seguro que vienen más después.
Se cumple este mes el 30 aniversario de la integración de la mujer en la Guardia Civil, ¿es total la integración o queda camino por recorrer?
Estamos integradas. Camino por recorrer, como en todos, hay que ir depurando cosas pero me comparo con compañeros del otro sexo y estoy perfectamente integrada.
En su cuartel, ¿hay mujeres a su cargo?
Hay varias a mi cargo. El porcentaje de mujeres es el mismo que en cualquier otro cuartel o comandancia. Pero no puedo dar detalles concretos.
¿Por qué se hizo guardia civil?
Pertenezco a familia militar y siempre he llevado la milicia en las venas. Conocer la Guardia Civil ha sido gracias a mi hermano mayor. Siempre lo he llevado dentro.
¿Venir a Almassora ha sido una petición suya?
Salieron un montón de vacantes pero sí que estaba dentro de las primeras opciones. Sé que era un destino donde hay bastante trabajo y a mí ahora lo que me interesa es eso, aprender lo máximo posible.
¿Por el hecho de ser mujer cree que lo ha tenido más difícil?
Dificultades en cuanto a ascensos no. Hay una serie de puntuaciones y objetivos y no se mira si eres hombre o mujer. En la calle siempre va a haber de todo. Si la sociedad se mantiene como años atrás puedes encontrarte con alguien que te lo ponga más difícil. Pero al final depende de cómo sea tu forma de ser, independientemente de que seas hombre o mujer.
¿Qué se ha encontrado en el puesto de Almassora?
Todo lo relativo a seguridad ciudadana es lo que más labor nos conlleva pero tocamos todos los palos.
Almassora suele aparecer mucho en los medios por la droga, debido al Barranquet, ¿es uno de sus retos?
Por las referencias que tengo dicen que está ahí -en referencia a la droga- pero ha bajado mucho. No sé si conseguiremos eliminarla del todo pero vamos a trabajar para ello.
También llega a un cuartel muy deteriorado y obsoleto. ¿Se puede trabajar con normalidad o hace falta una reforma integral urgente?
La labor diaria se está desarrollando si no se habría sacado a todo el mundo de allí pero las condiciones no son quizá las más favorables. Se espera una mejora pero el trabajo se está realizando que es lo que toca.
 Imagino que le gustaría poder estrenar un cuartel nuevo...
Obviamente, es una ilusión, como un juguete nuevo. A todo el mundo le apetecería estrenar un nuevo cuartel.
El otro día se reunió con la alcaldesa de Almassora, Mercedes Galí, ¿qué le dijo sobre el cuartel?
Sí, es algo que está en boca de todo el mundo pero hay que esperar. Ahora tenemos los medios suficientes para realizar una buena labor aunque todo es mejorable. Al final, no se cómo, pero se funciona.
¿Qué tal le han recibido en el cuartel de Almassora?
Muy bien. Es una plantilla que combina veteranía y juventud, con gente muy buena y estoy muy contenta. Asesorada además desde el primer momento y con muchas ganas de trabajar.
¿Cuáles van a ser sus prioridades a corto plazo?
Objetivos que se puedan tener, tampoco. Es lo que va llegando. Ahora estoy en fase de adaptación para conocer al personal y la problemática que hay. Queremos atajar aquellos problemas que vayan surgiendo.
El día de la patrona de la Guardia Civil, tanto la subdelegada del Gobierno, Soledad Ten, como el coronel, Miguel Fresneda, hicieron referencia a la lacra de la violencia machista, ¿cómo afronta usted este reto?
Es una cuestión más delicada en la actualidad pero siempre intentamos tener un poco más de cuidado, una supervisión más exhaustiva de estos casos por el tipo de víctima con el que nos encontramos. Lo importante es que no se incremente el número de casos y dar a las víctimas la mejor protección posible que esté en nuestras manos.
¿Está más sensibilizada una guardia civil mujer que un hombre con estos casos de violencia machista?
No tiene por qué. Es verdad que entre mujeres nos podemos entender mejor, igual que entre hombres.Va en la persona. Hay mujeres que pueden tener poco tacto y hombres que pueden ser más delicados.
¿La solución es policial?
No creo que la responsabilidad sea solo de los cuerpos de seguridad sino de toda la sociedad. Cada vez se dan casos a edades más jóvenes y creo que debe incidirse en la formación. Nosotros damos charlas en los institutos.
Su objetivo es quedarse en Almassora mucho tiempo o su reto es seguir creciendo profesionalmente?
En esta institución es muy difícil prever a corto plazo. No lo sé. A día de hoy mi objetivo está cumplido desde que salí de la academia y ahora quiero aprovechar esta oportunidad.
https://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/castellon/2018/11/07/5be2b73de2704e47848b4587.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias