martes, 11 de diciembre de 2018

El Gobierno enviará la Policía a Cataluña si Torra no garantiza el control de la calle

El Ejecutivo empieza a dar pasos en clave de aviso a Torra. Tres ministros envían sendas cartas a sus homólogos del Govern para pedirles cuentas por la "dejación de funciones" de los Mossos

Foto: Pedro Sánchez, con el primer ministro marroquí, Saadeddine Othmani, este 10 de diciembre en Marrakech. (EFE)


El Gobierno ya ha comenzado a moverse para no dejar pasar por alto la pasividad de los Mossos d'Esquadra ante las acciones de los comités de defensa de la república (CDR) de este pasado fin de semana. Traslada por carta al Govern su "inquietud" por lo ocurrido, denuncia la "dejación de funciones" del cuerpo autonómico y le pide explicaciones inmediatas, "sin perjuicio de otros requerimientos en curso sobre actos concretos y sus posibles responsabilidades". Y además adelanta que enviará a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía y Guardia Civil) a Cataluña en caso de que Quim Torra no garantice el control de la calle.
Calvo se dirige a su homólogo, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), en términos muy duros [aquí en PDF]. Le traslada primero su "inquietud" por lo ocurrido durante el fin de semana. "Aparentemente ha existido una dejación de las funciones que tiene atribuidas ese Gobierno, con consecuencias tanto de carácter económico y social como para la seguridad pública". La número dos de Sánchez subraya que es la "obligación" del Ejecutivo "evaluar los posibles incumplimientos del ordenamiento jurídico que se hayan producido". "A estos efectos, sin perjuicio de otros requerimientos en curso sobre actos concretos y sus posibles responsabilidades, te solicitamos que nos aclares lo sucedido. En especial, respecto a la actuación de los Mossos ante los altercados ocurridos en algunos puestos de peaje". Y remata: "Creo que todos somos conscientes de nuestras respectivas obligaciones para evitar este tipo de sucesos".
Marlaska se apoya en la ley de 1986 y advierte a Buch de que si no da instrucciones a los Mossos, se ordenará la intervención de Policía y Guardia Civil

La carta más extensa y quizá más dura es la que dirige Marlaska al 'conseller' de Interior, Miquel Buch [aquí en PDF], a quien Torra había demandado inicialmente purgas en su departamento por las cargas de los Mossos contra manifestantes antifascistas en Girona y Terrassa. El ministro remarca que los hechos del fin de semana (el corte de la AP-7 y el levantamiento de las barreras de varias autopistas por parte de los CDR) suponen una "grave perturbación del orden público y de la seguridad del tráfico, con riesgo para personas y bienes", más si cabe, incide, al producirse en pleno puente de la Constitución. Los Mossos, sigue, pese a estar presentes, no ejercieron su función de "garantizar el mantenimiento del orden público" ni la libertad de desplazamiento de los ciudadanos y la gestión de las vías de peaje por parte de la concesionaria.

Responsabilidad patrimonial

Marlaska recuerda a Buch que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, "sin excepción", tienen como misión "proteger" los derechos de los ciudadanos, objetivo que desempeñan "bajo la dependencia del Gobierno de la nación, sin perjuicio de las competencias de las comunidades autónomas". Y justo porque la tutela de esos bienes jurídicos "no admite supuestos de inacción" por parte de la Administración que es competente —en este caso, la Generalitat—, la ley orgánica 2/1986, en su artículo 38.2.c), prevé los casos de actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "cuando lo estimen necesario las autoridades estatales".
Calvo subraya que es la "obligación" del Ejecutivo "evaluar los posibles incumplimientos del ordenamiento jurídico que se hayan producido"
El titular de Interior conmina así a Buch a que dé las "instrucciones necesarias" a la policía autonómica a fin de que ejerza las funciones que le "incumben". En caso contrario, advierte, "se ordenará laintervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, cuando proceda y en términos de proporcionalidad y necesidad". Es decir, que si el 'conseller' no actúa, entonces podrían intervenir Policía Nacional y Guardia Civil directamente en Cataluña.
Ábalos, por su parte, se dirige al responsable de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet. En su carta [aquí en PDF], subraya su "profundo malestar" por lo ocurrido el fin de semana, que "daña la imagen tanto de España como de la comunidad autónoma de Cataluña", y en particular de las instituciones que tienen que velar por el mantenimiento del orden público. "Te recuerdo que, en el marco competencial vigente, corresponde a la Generalitat promover las acciones que permitan el pacífico y ordenado uso de las infraestructuras", advierte el ministro de Fomento y número tres del PSOE, antes de expresar su confianza en que la situación no se vuelva a repetir.
"Y todo ello", remacha el ministro, "sin perjuicio de que se adopten las medidas necesarias para que las reclamaciones de responsabilidad patrimonial que pudieran presentar los afectados por la actuación de los responsables directos de los hechos se tramiten con la mayor diligencia".
El giro del Ejecutivo fue muy explícito en la mañana de este lunes, cuando Calvo adelantó, en declaraciones a los medios desde Sevilla, que el Gobierno estudia "toda la capacidad de respuesta en la vía administrativa y en todas las posibles" ante la "vía sangrienta" propuesta por Torra —que este fin de semana abrazó para conseguir la independencia la alternativa eslovena, que produjo decenas de muertos y centenares de heridos—, ya que cruzó "una línea intolerable, inadmisible y de irresponsabilidad absoluta para un cargo público en una democracia como la española".
https://www.elconfidencial.com/espana/2018-12-10/gobierno-carta-govern-torra-explicaciones-dejacion-funciones-mossos_1697530/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias