martes, 19 de febrero de 2019

La Guardia Civil en La Línea de la Concepción (II)

  • El coronel Jesús Núñez repasa los 175 años de presencia ininterrumpida en la ciudad
  • Este segundo capítulo está dedicado a los servicios beneméritos y policiales (1870-1881)
La Guardia Civil en La Línea de la Concepción (II)


JESÚS NÚÑEZCORONEL DE LA GUARDIA CIVIL Y DOCTOR EN HISTORIA
Cuando La Línea de la Concepción comenzó en 1870 sus primeros pasos como municipio independiente, la Guardia Civil llevaba garantizando la seguridad ciudadana de los habitantes de esa zona desde finales de 1844. Primero fue con parejas de la sección de caballería cuya cabecera estaba ubicada en San Roque, desde donde se desplazaban diariamente. Y poco después, sin concretarse todavía fecha exacta, aunque en 1851 ya había constancia documental de su existencia, desde el puesto fijo de La Línea de Gibraltar.
Inicialmente se trataba de una pequeña unidad, compuesta por una media docena de guardias bajo el mando de un sargento o cabo. Dependía a su vez de una sección, posteriormente denominada línea, mandada por un teniente que tenía su residencia en San Roque.
A pesar de estar todavía investigándose, no se ha localizado aún la ubicación de las primeras casas-cuarteles de la Guardia Civil en La Línea de la Concepción. La mayoría de las edificaciones de aquella época fueron derruidas hace casi un siglo. La más antigua que se ha acreditado documentalmente, sita en la calle Jardines, con su correspondiente contrato de alquiler, data de 1908, pero ello será una historia muy interesante que se contará otro día.
Es muy probable que durante aquellos primeros años las dependencias oficiales del puesto de la Guardia Civil estuvieran ubicadas precariamente en inmuebles facilitados por el ayuntamiento de San Roque, cuando todavía era una de sus pedanías.
A tal efecto, el artículo 19 del real decreto fundacional del Cuerpo, de 13 de mayo de 1844, disponía: “Los ayuntamientos de los pueblos a que se destinen puestos fijos de la Guardia Civil les proporcionará casas cuarteles en que vivir con sus familias, si las tuvieren, dándoseles por el Estado el correspondiente utensilio”.
También es muy factible, al igual que sucedió lamentablemente en la mayor parte del resto de acuartelamientos de la provincia, que hubiera varios cambios de ubicación dado elmal estado de los edificios que se asignaban o cedían.
De lo que sí hay constancia, gracias a las reseñas del boletín oficial del Cuerpo, es de los servicios beneméritos y policiales que continuaron prestando los guardias civiles en La Línea de la Concepción, tras constituirse como municipio independiente. Algunos de los más destacados se detallan seguidamente.

Así, en el boletín de 8 de octubre de 1875 se publicaba la detención de los paisanos Bernabé Gil y Emilio Montero como presuntos autores del robo perpetrado al súbdito alemán Julio Spitxtres, consistente en 334 duros en moneda española, 300 francos en oro y otras alhajas.

SEGUIR LEYENDO:-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias