jueves, 7 de febrero de 2019

Los cuatro hijos etarras del guardia civil de Cipérez y de la ama de casa de Bogajo

Ernesto Sánchez, nacido en la localidad salmantina de Cipérez, era guardia civil de profesión. Se casó con Misericordia del Arco, natural del vecino municipio de Bogajo. Sus cuatro hijos: Nieves, Ernesto, Begoña y Ángel militaron en ETA o al menos tuvieron contacto con el radicalismo vasco en algún momento de sus vidas y estuvieron en prisión por tal motivo
En sus cincuenta años de crímenes terroristas, extorsiones y secuestros; la banda terrorista ETA asesinó a un total de 856 personas, de las que casi una treintena eran salmantinas, incluido Antonio Heredero Gil, el único charro asesinado en la propia ciudad el 2 de septiembre de 1992. Sin embargo, esta triste relación de Salamanca con el terrorismo etarra no es la única existente. Algunos miembros de la banda nacieron en Salamanca. De hecho, el de la familia Sánchez del Arco es un caso absolutamente único,
Ernesto Sánchez, nacido en la localidad salmantina de Cipérez, era guardia civil de profesión. Se casó con Misericordia del Arco, natural del vecino municipio de Bogajo. Sus cuatro hijos: Nieves, Ernesto, Begoña y Ángel militaron en ETA o al menos tuvieron contacto con el radicalismo vasco en algún momento de sus vidas y estuvieron en prisión por tal motivo.
"En el pueblo nadie sabe nada, o mejor nadie quiere saber nada", le contaron hace unos años vecinos de Bogajo, de 141 habitantes y a un paso del castro vetón de Yecla de Yeltes, al periodista Fernando Rodríguez en El Día de Salamanca. Algunos de los vecinos consultados sí que llegaron a afirmar que "nadie de aquella familia viene por aquí. No tienen relación con el pueblo. Se fueron al País Vasco hace muchos años, vendieron la casa y todo lo que tenían por aquí".
Y así fue. El guardia civil fue destinado al cuartel de Portugalete, en Vizcaya, desarrollando así su vida los Sánchez del Arco. De hecho, el matrimonio ya residía en el País Vasco cuando vino al mundo María Nieves. La primera hija de Ernesto y Misericordia, Begoña, sí había nacido en Bogajo. Nieves Sánchez del Arco se integró en 1986 en el Comando Vizcaya de ETA después de haber prestado su propia vivienda como piso franco como escondite. 
Al ser descubierta tuvo que cruzar la frontera y, con el alias de Edurne, pasó a la clandestinidad en Francia. Allí se unió sentimentalmente al etarra Jesús María Insausti Múgica, alias Karpov. Ya en ese momento Nieves Sánchez del Arco era madre de tres hijos, cuyo padre era Sergio Yegorov Arantzeta, nacido en la ciudad rusa de Kalinin en 1953 y conocido en el entorno etarra con el sobrenombre de El Ruso. Yegorov falleció en noviembre de 2015 a los 62 años de edad víctima de un cáncer.
Piel de serpiente
Nieves Sánchez del Arco cuenta con un capítulo propio en el libro Mujeres de ETA. Piel de serpiente, escrito en el año 2002 por el fallecido periodista Matías Antolín. En el libro, Antolín se hizo eco del diario que la etarra estaba escribiendo justo en el instante en el que fue detenida junto a Karpov en Burdeos el 19 de noviembre de 1996. En aquellas páginas realizaba duras críticas a miembros de la cúpula etarra, pero no dudaba en mostrar su alegría, "se me re- vuelven las tripas de gusto", escribió, al tener noticia del secuestro de Cosme Delclaux.
También en el diario hacía referencias a sus hijos: "Mi hija mayor siempre me ha echado en cara mi pertenencia a ETA. Me dice muchas cosas que son profundas y otras sólo son reproches y rabias. La otra niña, la segunda en edad, calla para no causarme más dolor. El pequeño es el que más ha sufrido mi ausencia. Cuando marchamos, tenía dos años y medio. Recuerdo que dormía cuando salí de casa aquella mañana y que rocé con mis manos su cara dulce para no despertarle".
Tras cumplir su condena en Francia, Nieves Sánchez del Arco fue expulsada en mayo de 2001 a España, donde quedó en libertad al no tener ninguna causa pendiente con la justicia española. Su última noticia judicial data de febrero de 2007 cuando el fiscal de la Audiencia Nacional pidió para ella 11 años de prisión por ser, junto a su pareja, supuesta responsable del aparato de cursillos en los que la banda preparó la sangrienta campaña del verano de 1995 en la costa mediterránea.
Begoña Sánchez del Arco, hermana de María Nieves, nació el 22 de septiembre de 1959 en Somorrostro (Viz- caya), y se integró en el Comando Vizcaya a través de su hermana y de El Ruso, participando en el secuestro de Juan Pedro Guzmán, industrial vizcaíno, en 1985. La segunda hija del guardia civil de Cipérez y la ama de casa de Bogajo fue detenida en Poitiers en compañía de su cuñado en enero de 1989. Después de aban- donar la prisión gala en la que cumplió condena huyó a México. Finalmente, fue extraditada a España.
Tampoco se libraron de su paso por el entorno de la banda terrorista y por la cárcel los dos hermanos varones de la familia Sánchez del Arco. El periódico El País, en su edición del 20 de febrero de 1998, informó de la detención de Ernesto Sánchez del Arco, de 41 años de edad, por almacenar material para sabotajes y recordaba que anteriormente había sido condenado a seis años de cárcel por resguardar a terroristas. En el momento de las detenciones, Sánchez del Arco era el responsable de la herriko taberna que actuaba como sede social de Herri Batasuna de Portugalete.
Años antes, el 10 de mayo de 1992, el capturado por la Guardia Civil había sido el menor de los cuatro hermanos. Ángel Andrés, de 28 años, como colaborador de un comando legal, no fichado por la Policía, que preparaba una espectacular fuga en helicóptero de varios etarras encarcelados en la prisión de Ocaña 2. El proyecto se fue al traste con la detención de la cúpula terrorista en el famoso golpe de Bidart ocurrido el 29 de marzo de aquel mismo año. 
Otros casos
Antonio Alza, Andoni, nació en Salamanca en 1965. Fue detenido por primera vez en 1984 por colaboración con la organización terrorista y pasó tres años en la cárcel. En 1991 participó en la colocación de artefactos explosivos en las vías del tren y volvió a ser detenido cuando se desarticuló el comando Mendy, del que formaba parte. En 2010 fue expulsado del colectivo de presos de la banda terrorista tras haberse desvinculado de ETA y criticar la actitud de la cupula etarra, Después de pasar 22 años en prisión fue el primer excarcelado de los arrepentidos que optaron por la denominada Vía Nanclares. El 14 de noviembre de 2013 salió de la cárcel.
Antonio Alza
Mención también para la sanguinaria Idoia López Riaño, alias La Tigresa, que pese a nacer en Rentería (Gui- púzcoa) en 1964, sus abuelos eran de las localidades salmantinas de Puerto Seguro y La Bouza. De hecho, sus padres llegaron a poseer una vivienda en Villar de Ciervo. López Riaño cometió 23 asesinatos, resultó condenada a más de 2.000 años de cárcel. Tras cumplir 23 años de reclusión, curiosamente uno por cada asesinato, salió de prisión en 2017.

https://www.salamanca24horas.com/texto-diario/mostrar/1319873/cuatro-hijos-guardia-civil-ciperez-otros-salmantinos-miembros-eta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias