jueves, 7 de marzo de 2019

El jefe de la Guardia Civil: "Se sufría acoso en las casas cuartel con apoyo de instituciones"

El general Ángel Gozalo deja constancia de las "muestras de desafecto" sufridas por la Guardia Civil y sus familiares en el marco de la organización del referéndum ilegal

El jefe de la Guardia Civil en Cataluña el 1-O, Ángel Gozalo en el...


MARISA RECUERO
Hasta 131 "muestras de desafecto" sufrió la Guardia Civil en Cataluña en los días previos a la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. Así lo declaró en la mañana de este jueves el general jefe de este cuerpo policial en esta comunidad autónoma cuando se produjo la consulta, Ángel Gozalo, citado como testigo en el juicio que se sigue en el Tribunal Supremo por el intento independentista catalán.
A preguntas de la abogada del Estado, Rosa María Seoane, este mando policial dejó constancia a los magistrados de que como consecuencia de las investigaciones que estaba realizando la Guardia Civil para el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, en el marco de la organización del referéndum, se produjeron "un número considerable de concentraciones en las casas cuartel", hasta el punto de que "se sufría un acoso por parte de la ciudadanía con apoyo de algunas instituciones y determinados medios de comunicación".
El general se refirió a lugares concretos para ejemplificar esas "muestras de desafecto", e incluso señaló a una institución. Así, citó el cuartel ubicado en Travessera de Gràcia, en Barcelona, además de referirse a otros en las localidades de Manresa, Igualada, Vilanova i la Geltru y La Seu de Urgel. Y señaló al parque de bomberos de Igualada, donde a una de las protestas acudió un vehículo oficial y bomberos uniformados.

"ACOSO" A FAMILIARES

El testigo reconoció también que los familiares de los guardias civiles sufrían la misma "presión" cuando iban a los comercios, al colegio o al instituto. Es más, aseguró que ese "acoso" se produjo también contra el contingente de efectivos que llegó a Cataluña para cumplir el mandato judicial que ordenaba impedir la celebración del 1-O.
El general relató al tribunal cómo sometía a sus efectivos a jornadas de estigmatización para explicarles "cuál era su misión" y "cuál era la normativa para una actuación proporcionada, congruente y ordenada". "Esto no era un estado de tensión infinita", dijo Gozalo que transmitía a los guardias civiles que llegaban a Cataluña.
"Unos ciudadanos que piensan una cosa, otros piensan otra y nosotros estamos en medio y tenemos que ser un equilibro para cumplir la ley", reprodujo las palabras que manifestaba a los agentes. "Yo les decía que en la Guardia Civil tenemos en nuestro himno el orden y la ley, y esas son nuestras referencias en nuestro ADN", señaló el general.

"LA OPOSICIÓN ERA VIOLENTA Y MANIFIESTA"

Al inicio de su declaración, y a preguntas del fiscal Fidel Cadena, el general Gozalo reconoció que en la jornada del 1 de octubre "tan difícil era entrar como salir de los colegios"para poder precintarlos y evitar la celebración de la consulta ilegal. "La oposición era violenta y manifiesta", aseguró, afirmando que cuando los agentes llegaban a los centros "se encontraron a personas en actitud de resistencia".
"Esa resistencia mutaba en un grado mayor de violencia con el lanzamiento de objetos", respondió el testigo. "El recibimiento era con violencia", prosiguió. "Nos lanzaban todo tipo de objetos", aseguró, poniendo como ejemplo "piedras".
"Nuestros guardias civiles se encontraban con gente difícil de gestionar, con un grado de excitación que después derivaba en acciones violentas", respondió el general a preguntas del abogado Jordi Pina, letrado de los acusados Jordi SànchezJordi Turull y Josep Rull, dejando claro que "ningún guardia civil ha usado gas pimienta".

"LA ACTITUD DE LOS MOSSOS ERA DE PASIVIDAD"

El general coincidió con la declaración del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos al confirmar que "la actitud de los Mossos d'Esquadra era de pasividad" el 1-O, llegando a haber "resistencia" en algunos casos. "A algunos se le ofreció que colaboraran y lo rechazaron", aseguró, confirmando las actividades denunciadas de "seguimiento, observación y vigilancia de movimientos de la Guardia Civil" por parte de la policía catalana. "Estaban emitiendo nuestros movimientos", precisó.
"¿Sentía que los Mossos podían no actuar?", preguntó el fiscal Cadena en referencia al 1 de octubre. "Efectivamente", respondió el general, que aseguró que ese sentimiento lo tenía desde antes de que se produjeran los disturbios del 20 de septiembre de 2017, en el exterior de la Consejería de Economía, en Barcelona. De hecho, señaló la fecha del 19 de septiembre para explicar la entrada y registro de la empresa Unipost.
"La comitiva judicial se encontró a una serie de personas y se requirió [apoyo] a los Mossos", explicó Gozalo, que relató que desde que se comunicó hasta que contestaron tardaron 40 minutos. "Hubo un lapsus desde que pedimos hasta que contestaron". Dicho esto, el general reconoció que esos "tiempos de no acción" de los Mossos "sembró otra sombra de duda" de cómo sería su actuación en "los días del preludio del 1-O".

"MIS RECURSOS ERAN INFINITESIMAL FRENTE A LOS MOSSOS"

El general Gozalo dejó claro en su testimonio que el cuerpo de la Guardia Civil no actuó en los disturbios del 20 de septiembre porque no disponían de los recursos humanos suficientes. "Nuestros recursos empezaron a llegar a partir del 21 y 22", respondió a preguntas del abogado Javier Melero, letrado del acusado Joaquim Forn, informando de que los efectivos de este cuerpo policial eran "infinitesimal" en comparación de los recursos de los Mossos, que eran, además, los competentes en materia de seguridad ciudadana.
El testigo respondió también a Melero que el mandato judicial dictado el 27 de septiembre de 2017 por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para impedir la celebración del referéndum no prohibía seguir ejecutando las instrucciones previas que dio el fiscal superior catalán en relación a la manera de actuar de los cuerpos policiales. "Todo lo que no estuviera en contradicción con la parte dispositiva del auto tenía vigencia", declaró minutos antes al fiscal Cadena.
"El auto no hacía discriminación", señaló el general en relación a la actuación de los tres cuerpos policiales implicados -Guardia Civil, Policía Nacional y Mossos-. 

leer más

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias