sábado, 2 de marzo de 2019

El socialista Pedro Sánchez declara la III República en el Ministerio de Asuntos Exteriores de España

Y ahí sigue el tipo, sonriendo con cara de 'yo no he sido' (La 'Memez Sánchez' duplica las visitas al Valle de los Caídos en febrero de 2019).
¿Se imaginan que un presidente de EEUU ordenase que la bandera confederada apareciese en todos los correos de sus diplomáticos a fin de conmemorar la batalla de Gettiysburg, la gran derrota sureña en la guerra civil?
¿Sería concebible que los embajadores y cónsules de la V República Francesa fuesen forzados a poner a pie de sus mensajes electrónicos un símbolo del Gobierno de Vichy?
Parecería un disparate completo, algo inimaginable, pero en la España de Sánchez, los golpistas catalanes, los proetarras de Bildu y los zarrapastrosos de Podemos, acaba de ocurrir, como comenta sarcástico Luis Ventoso.
El Ministerio de Asuntos Exteriores dirigió este 1 de marzo de 2019 una circular a los miembros de la Carrera Diplomática en la que se les ordena que se haga una reivindicación del exilio de los republicanos españoles en el 80 aniversario del fin de la Guerra Civil Española.
En una circular de la Dirección General de Comunicación e Información Diplomática se indica:
«El presente año 2019 se conmemora el 80º aniversario del exilio republicano español. En el marco de dicha efeméride, la Administración española está organizando actos conmemorativos y se ha creado un logotipo al efecto. Para ampliar su difusión y su impacto en términos de comunicación, se solicita que todo el personal de este Ministerio, de la AECID y de otros organismos dependientes inserte dicho logotipo en los pies de firma del correo electrónico. Se remite adjunta plantilla a los efectos oportunos».
 
La circular no tiene la firma de ningún miembro de la carrera diplomática, por lo que se destaca la cobardía del hecho: una orden que asume genéricamente una dirección general sin que aparezca el nombre del responsable de la misma acompañando las instrucciones.
El logotipo correspondiente está formado por tres círculos que forman los dos de un ocho y el de un cero. Pero es importante señalar que esos círculos ostentan los colores de la bandera de la II República Española.
Es decir, el Ministerio que dirige Josep Borrell ha dado órdenes para que los colores republicanos acompañen toda la correspondencia del antiguo Ministerio de Estado, el más antiguo de los Ministerios del Reino de España.
Un veterano embajador de España describió el anagrama a ABC diciendo que «aparecen unos aros tricolores, con la bandera republicana. Así es que están pretendiendo imponer un uso y costumbre ilegales».
Entre otras cosas porque se está oficializando en el timbre del Ministerio el uso de unos colores que no son los de la bandera nacional y que son contrarios al orden constitucional vigente.
Un abogado del Estado indicaba este viernes a ABC que podría llegar a considerarse un caso de prevaricación, con las consecuencias penales que ello puede tener. Una embajadora en ejercicio afirmó «yo juré lealtad a la Constitución y no estoy dispuesta a perjurar».
Un tercero explicó que es «la más burda politización de la Carrera desde la postguerra española. Desde tiempos de Serrano Suñer no había habido algo igual». Aunque ni siquiera entonces se imprimía en el papel del Ministerio el yugo y las flechas. «Aquello tenía muchos y graves defectos, pero era una cosa seria» explica otro embajador de España.
Altos cargos del Ministerio en Madrid ya manifestaron ayer mismo que no están dispuestos a cumplir con la orden y no se recordaba un grado igual de indignación desde el final de la dictadura. Uno de ellos se manifestó de forma inequívoca a ABC diciendo que él abandonaría la carrera si se le obligaba a incluir ese anagrama en su firma.
El jefe de gabinete del Ministro de Exteriores, Camilo Villarino, que ya ejercía este cargo cuando era ministro Alfonso Dastis, se dirigió ayer por correo electrónico a altos cargos del Ministerio para pedirles que le ayudaran a hacer un argumentario ante las previsibles críticas que podría generar la medida. Lo que indica que en el Gabinete de Borrell hay conciencia inequívoca de la politización que se está haciendo del Ministerio. Algo sin precedentes.
«Ataque a la Monarquía»
«Todo es un ataque a la Monarquía, un gota a gota con el mismo objetivo persistente, minar la institución ante los españoles y ante el mundo», declaró a ABC otro embajador de España que señaló que ha sido un miembro jubilado de la Carrera quien ha informado a la Casa del Rey del anagrama con

leer más

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias