martes, 26 de marzo de 2019

Jordi Sánchez llama "hijo de puta" a un capitán de la Guardia Civil y se retrata como lo que es

AL EXPRESIDENTE DE LA ANC, QUE TIENE LOS CABLES CRUZADOS, NO LE HA GUSTADO NADA SU DECLARACIÓN POR EL REGISTRO DE LA CONSEJERÍA DE ECONOMÍA


Se conoce que durante su estancia en prsión se le han cruzado aún más los cables al expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, uno de los doce cabecillas del procés juzgados en el Tribunal Supremo y para el que se piden 17 años de cárcel.
Solo así se explica su incalificable salida de tono cuando este lunes 25 de marzo de 2019 ha insultado al que era teniente de la Guardia Civil y que estuvo al mando del dispositivo para el registro de la Consejería de Economía del 20 de septiembre de 2017. Hoy es ya capitán.
El muy cobarde lo ha hecho moviendo los labios, aunque no era necesario un traductor de lenguaje para averiguar el improperio: "Hijo de puta". Su "fill de puta" soltado cn toda la rabia del mundo ha sido captado por la emisora RAC1.
La declaración del miembro de la Benemérita había hecho saltar la defensa del mentado, quien asegura una y otra vez que lo único que hizo ese día fue mediar para evitar los incidentes de aquel día en la Consejería. Mentira.
Sánchez, junto a Jordi Cuixart, el presidente de Òmnium Cultural, está considerado el responsables de que 40.000 independentistas pusieran en serio peligro la comitiva judicial aquel día.
El guardia civil contó al tribunal presidido por Manuel Marchena que el expresidente de la ANC se presentó como "el interlocutor válido de la masa" y que le resultó "un poco esperpéntico" que la "voz cantante" de la seguridad aquel día la llevara un civil.
Según el testigo, la intendente de los Mossos d'Esquadra, Teresa Laplana, "se mantenía al margen acatando las decisiones" de Sànchez. Ni éste ni Cuixart facilitaron una salida segura a la comitiva judicial, sino que 

leer más

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias