jueves, 25 de abril de 2019

Carles Puigdemont: "Pedro Sánchez me decepcionó porque no supo aprovechar una oportunidad colosal"

Los votos de los diputados independentistas podrían volver a ser decisivos a partir del 28 de abril y quien fijará la estrategia de Junts per Catalunya será Carles Puigdemont. 

El expresident de la Generalitat y candidato de JxCAT a las europeas, Carles Puigdemont, en un momento de la entrevista.



IGNACIO ESCOLAR  NEUS TOMÁS

El expresidente de la Generalitat recibe a eldiario.es este miércoles en su residencia en Waterloo. Durante la charla se muestra mucho más duro que ERC a la hora de interpelar a Pedro Sánchez y avisa al líder socialista de que si quiere su apoyo, tendrá que ganárselo. El mensaje es claro: sus votos no serán gratis.

Puigdemont ha empezado a abrir las cajas con la documentación que acumuló en el otoño del 2017. Libretas en las que resumió múltiples llamadas y reuniones. Algunas son conversaciones con los intermediarios que actuaban de mediadores entre el Gobierno central y la Generalitat en los días previos a la declaración unilateral de independencia y que en esta entrevista revela por primera vez en público.
Poco amante de dar entrevistas a medios que no sean internacionales o catalanes, el expresident explica que sigue a diario el juicio que se está celebrando en el Tribunal Supremo y da su versión respecto a algunas de las declaraciones que ahí se han escuchado. Entre ellas, las de la cúpula de los Mossos d'Esquadra relatando que le advirtieron del riesgo de que el 1 de octubre su produjeran episodios de violencia.
¿Quién prefiere que presida España a partir del 28 de abril?
Quien escojan los votantes españoles.
¿No tiene una preferencia?
Mi preferencia es el 1 de octubre. Mi preferencia es la república catalana y que tenga la mejor de las colaboraciones con el Reino de España.
Laura Borràs, la número dos de la lista de JxCat y dirigente de su plena confianza, afirma que no es problema de ustedes si España se puede gobernar o no tras las elecciones. ¿Está de acuerdo con ella en que da igual si España es ingobernable?
Insisto en que la decisión de quién debe gobernar España pertenece a los electores españoles y habrá que respetarla. Cuando España ha sido ingobernable es cuando ha dado la espalda a Catalunya. Si continúa dando la espalda a Catalunya, es evidente que quien apuesta por la ingobernabilidad y la inestabilidad son los partidos políticos españoles. Nosotros estamos donde hemos estado siempre.
Oriol Junqueras asegura que no facilitará ni por acción ni por omisión un gobierno de extrema derecha. ¿Actuará JxCAT del mismo modo? Porque quién sea el presidente del Gobierno lo decidirán los españoles, pero también los diputados con sus votos en el Congreso.
Teniendo en cuenta que nosotros somos también diana de partidos como Vox, es evidente que ni por activa y ni por pasiva la ultraderecha va a contar con nuestra simpatía ni con nuestro voto. Jamás vamos a votar a un candidato de la derecha o de la ultraderecha. Jamás.
Pero si depende de sus votos que Sánchez sea presidente...
Esto es un problema que tiene el señor Sánchez, Pedro, no el señor Sànchez, Jordi.
Pero, para que nos entendamos. Si el señor Jordi Sánchez debe decidir si el presidente es Pedro Sánchez o Pablo Casado, ¿qué va a hacer?
Esto lo va a decidir el señor Pedro Sánchez. Porque si el señor Pedro Sánchez llega a la tribuna del Congreso de los Diputados con el 'no' tatuado en la frente, tiene un problema. Si el señor Pedro Sánchez entiende que lo mejor en política es el 'sí', que es donde estamos nosotros, el escenario cambia. Pero ese es un problema que va a tener el señor Pedro Sánchez eventualmente el 29. Nosotros vamos a tratar de que el mandato del 1 de octubre tenga la voz más alta, fuerte y clara posible en estas elecciones.
Si Pedro Sánchez no acepta negociar un referéndum en Catalunya, ¿no facilitará su investidura?
Insisto en que este es un problema del señor Pedro Sánchez. ¿Quiere ser elegido o no, señor Sánchez? ¿Quiere ser investido o no? Quien va a ir a la investidura, al parecer, es el señor Sánchez, Pedro, no el señor Sánchez, Jordi. Por tanto, quien debe convencer y atraer mayorías para obtener los apoyos suficientes es el candidato, no los demás.
Los demás estamos donde hemos dicho que estábamos. No vamos a cambiar nuestra posición en relación al 1 de octubre porque el señor Pedro Sánchez tenga un compromiso electoral. Nosotros también tenemos compromisos electorales.
En la moción de censura ofrecieron sus votos gratis. Esta vez, ¿los van a ofrecer gratis o van a pedir algo?
Gratis, esto es lo que creyó el señor Sánchez.
No negociaron nada para la moción de censura.
No, pero es evidente que cuando uno en nuestra situación, con presos políticos y exiliados, hace el esfuerzo colosal de votar una moción de censura a un candidato que apoyó el 155, que apoyó lo que nos ha llevado a la cárcel y al exilio... Pretender que esto sea gratis es un poco ingenuo. Yo creo en la política. La política es diálogo, es negociación. Era de una gran ingenuidad por parte del señor Pedro Sánchez pensar que los demás te deben dar los votos gratis y tú puedes hacer con ellos lo que quieras.
¿Le ha decepcionado Pedro Sánchez en sus diez meses como presidente del Gobierno?
Sí, me decepcionó que no supo aprovechar una oportunidad colosal de la democracia española: la de ser el primer presidente que sale de una moción de censura, que es una moción de censura que articula una mayoría verdaderamente alternativa, sólida, en la que se podía hacer un juego político de coraje. Y él optó por ser muy conservador, casi por la cobardía, en lugar de asumir que viene una era en la que hacen falta liderazgos con coraje.
Nosotros hicimos un acto de coraje por nuestra parte. Coraje muy duro, que no siempre fue entendido en nuestras bases, pero lo hicimos. No hubo una correspondencia al mismo nivel.
Insisto, para que la gente nos entienda. Si Pedro Sánchez es el candidato a la investidura y necesita sus votos, ¿qué le van a pedir a cambio?
Quién debe pedir es él. Y al elector que quiera que Pedro Sánchez sea presidente, que le vote directamente. Pero nosotros no presentamos al señor Pedro Sánchez de candidato.
¿El referéndum es una condición o no?
Es básico el reconocimiento de que Catalunya es un sujeto político que merece ser respetado y que el derecho de autodeterminación es un derecho, no sólo al que tenemos derecho los catalanes sino que también está reconocido en los propios tratados internacionales firmados por el Reino de España. Estamos aquí porque somos resultado del 1 de octubre. Esto pasó. Esto es de verdad. Hay más de dos millones de catalanes. ¿Quiere escuchar o no esa realidad? ¿Se va a abrir o no a esta realidad? ¿Quiere ser Cameron o quiere ser Erdogan? ¿Quiere ser pacto o quiere ser represión? Este es verdaderamente el dilema que va a tener el señor Pedro Sánchez si quiere hablar con nosotros.
¿Y abrirse es que haya una mesa de diálogo en la que ustedes propongan el referéndum?
Lo que está claro es que hay que pasar las pantallas cuando tocan. Ahora estamos en la pantalla 'elecciones', en la que Catalunya se va a jugar muchas cosas. No es un plebiscito sobre el señor Pedro Sánchez. No lo es. Y pretender por parte del PSOE, muy hábilmente, que esto sea un plebiscito 'o Pedro Sánchez, que es malo, o lo peor', yo creo que no es honesto y nosotros no vamos a caer ahí. Nosotros vamos a luchar para tener un buen resultado y para poder trasladar a Madrid la voz del 1 de octubre, que es una voz muy clara. Todo el mundo la conoce. Lo que no conocemos es exactamente cuáles son las propuestas del señor Pedro Sánchez. Vamos a ver si tenemos más suerte y el 29 empieza a explicar algo.
Si el PSOE puede elegir, como señalan algunos sondeos, entre los grupos independentistas y Ciudadanos, ¿qué están dispuestos a hacer para que Sánchez no opte por el partido de Rivera?
Es que es al revés: ¿qué está dispuesto a hacer el señor Pedro Sánchez para que le apoyemos? Esto va así. Nosotros ya demostramos una vez que somos capaces de votar. Lo hicimos en condiciones muy duras, insisto. ¿Qué gesto de la misma altura, de la misma correspondencia de coraje, está dispuesto a hacer el señor Pedro Sánchez? ¿Va a escoger la cobardía de la represión o el coraje del diálogo y el pacto? Esto no lo sabemos.
Si no hay gesto y depende de ustedes la investidura de Sánchez, ¿están dispuestos a que España vaya a una repetición electoral?
Yo no pido un gesto. Estoy hablando de un cambio de cultura política en España. La cultura política del 155, con todos sus matices, pero en la que está el PSOE, en la que está además de forma entusiasta, leyendo su libro, el señor Pedro Sánchez. O la cultura política, hija del 1 de octubre, en la que hay también evidentemente muchos matices. Pero esto es lo que está en juego: continuar declinando cultura política del 155, con todos sus matices -el menos malo, el peor, el más de derechas, el menos...- no lleva a ninguna solución. Ahí no estamos nosotros.
Repite mucho lo del mandato del 1 de octubre. ¿Cuál es ese mandato? Porque hubo gente que votó, hubo gente que no votó y era un referéndum ilegal.
Era un referéndum válido. Fue un referéndum. Decidimos en unas condiciones muy adversas votar a favor de una república catalana. Apostamos por hacerlo a través de unos medios casi inéditos en el camino de los países para ser independientes, como es puramente urnas, papeletas, no violencia... Sabíamos que esto iba a ser difícil y largo, pero este es el mandato. Y de ahí no nos hemos movido.
Para que sea válido tendría que tener entre otras cosas un reconocimiento internacional que no ha tenido.
Tendríamos que haber pedido ese reconocimiento internacional, que no pedimos por las circunstancias que se dieron. Pero ese es un camino que empezó.
¿Cree que si hubiesen pedido ese reconocimiento internacional lo hubiesen conseguido?
Si no lo pedimos fue por alguna razón.

seguir leyendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias