jueves, 6 de junio de 2019

La Guardia Civil con su despotismo obligara a los suboficiales y sus familias a peregrinar un año por toda españa a la espera de un destino definitivo

AEGC, a través de su Federación Unión de Suboficiales, su preocupación por las familias de los suboficiales


AEGC, a través de su Federación Unión de Suboficiales, ha hecho llegar al Teniente General de la Jefatura de Personal de la Guardia Civil, Francisco Díaz Alcantuz, su malestar y su preocupación por el futuro de más de 600 familias de suboficiales que a día de hoy siguen sin saber cual será su futuro en los próximos 12 meses y todo ello como consecuencia de la inoperancia de la DGGC que sigue sin tener un Real Decreto de Destinos, después de que el Tribunal Supremo anulara en abril de este año su Real Decreto 848/2017 sobre el Reglamento de destinos del personal de la Guardia Civil.
Dos meses después de la decisión del Supremo, la Guardia Civil siguen con los deberes sin hacer, y esta semana saldrán de la Academia de Baeza 400 suboficiales que sólo podrán acceder a unas determinadas vacantes de su nueva escala. Es decir, que se verán obligados a peregrinar por España durante un año con su familia y teniendo que escolarizar a sus hijos en unos municipios en los que saben que solo estarán 12 meses. Es decir, la actitud despótica de la DGGC por imponer a los suboficiales una medida que no tiene ningún rigor jurídico, porque ninguna norma la ampara termina perjudicando, perjudicará a unas familias que tendrán que optar por separase durante un año o desarraigar a sus hijos de su entorno para evitar esa separación. Una muestra más de la falta de empatía de la que hace gala esta Jefatura que vuelve a olvidarse que está tratando con personas y no con uniformes. Sus acciones, como se le ha recordado desde AEGC al Teniente General, van a perjudicar a personas ajenas al Cuerpo.
Esta falta de previsión de la Jefatura de Personal, ha tenido dos meses para buscar una solución, también afecta a aquellos suboficiales que estaban esperando ofertas de destino para poder solicitar uno nuevo. Es decir, más familias que se sumaran al peregrinaje de las 400 que salen ahora de Baeza y a las que también se condena a no poder acceder a una conciliación laboral y familiar por una arbitrariedad de la Guardia Civil que jurídicamente no tiene defensa.
Pero esta situación en la que se encuentran los suboficiales de la Guardia Civil también va a afectar a la ciudadanía pues, como denunciamos desde AEGC, las unidades de procedencia de los guardias y cabos que salen ahora de Baeza como suboficiales van a ver mermadas sus capacidades operativas al no poder sacar sus vacantes hasta principios del año que viene ya que, como hemos dicho, no hay un marco jurídico legal que justifique la medida de esta Jefatura. Dos meses para solucionar el problema, que desde nuestro punto de vista, como se les hizo saber a la DGGC, si tenía una solución que no perjudicara a nadie: que la Guardia Civil  permitirá, a los nuevos suboficiales permanecer en comisión de servicio en sus lugares de procedencia hasta que pudiéramos contar con un Real Decreto de Destinos, consensuado con las Asociaciones Profesionales y no aprobado unilateralmente por una de las partes, la DGCC como así ocurrió con el anterior y por lo que fue recurrido.
En AEGC esperamos que esta Jefatura de Personal tome nota del daño familiar que va a causar y de marcha a tras en su intención de tener a los suboficiales de la guardia civil .....................

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias