martes, 9 de julio de 2019

El PSOE pacta con Geroa Bai y Podemos crear una Ertzaintza para echar a la Guardia Civil de Navarra

El futuro de la Guardia Civil en Navarra está en manos de Arnaldo Otegi. La candidata del PSOE a la investidura, María Chivite, ha pactado con los nacionalistas de Geroa Bai y los populistas de Podemos y Ezkerra que la Policía Foral se convierta en "la policía de referencia en Navarra en materia de seguridad", lo que supondrá el fin de la Benemérita en esta región española.

AGUSTIN DE GRADO

La medida, que no estaba contemplada en el programa electoral de los socialistas navarros, convertirá a la Policía Foral, de facto, en la Ertzaintza propia de Navarra.
El PSOE acudió a las urnas con un programa electoral según el cual la Policía Foral debía reforzar "los elementos de coordinación y colaboración" con el resto de las policías del Estado. En ningún caso hacía uso del concepto "policía de referencia" que aparece en el acuerdo firmado con Geroa Bai, Podemos y Ezkerra para formar un Gobierno de coalición que sólo será posible con el consentimiento o el apoyo de Bildu.
El punto 17 del mencionado acuerdo establece que el Gobierno de Navarra se compromete a la "revisión y crecimiento del estado de despliegue de la Policía Foral dotándolo de los efectivos suficientes para su óptimo funcionamiento como policía de referencia en Navarra".
Reivindicación separatista
Por si no hubiera quedado claro, el futuro Gobierno de coalición explica en el punto 18 que seguirá trabajando "para que la Policía Foral sea la policía de referencia en Navarra en materia de seguridad ciudadana", labor que en estos momentos corresponde a la Guardia Civil.
El acuerdo PSN-Geroa Bai-Podemos-Ezkerra en Navarra
El acuerdo PSN-Geroa Bai-Podemos-Ezkerra
La expulsión de la Guardia Civil es una de las reivindicaciones históricas del nacionalismo vasco, tanto en el País Vasco como en la Navarra que en un futuro confía anexionar.
La policía foral de Navarra cuenta en estos momentos con 1.050 agentes. La asunción de las competencias de Tráfico, Seguridad Vial y Medio Ambiente pactadas por la anterior presidenta, Uxue Barkos, con Pedro Sánchez conllevará que el Cuerpo deba incorporar 109 agentes más.
Y se necesitarán 180 policías más cuando la seguridad ciudadana pase a ser responsabilidad exclusiva del Gobierno navarro, según el plan director de la Policía Foral 2016-2020 elaborado en virtud del acuerdo que Geroa Bai, Bildu, Podemos y Ezkerra alcanzaron para gobernar Navarra en 2015. Hoy todos ellos son socios del PSOE pues los bildutarras permitirán la investidura de Chivite por acción (voto afirmativo) u omisión (abstención).
Como la Ertzaintza y los Mossos
El acuerdo del PSOE con los nacionalistas y populistas se hace eco de las necesidades evaluadas por este plan director. Así, establece que se acordará con el Gobierno central "el proceso y calendario de convocatorias de Ofertas Públicas de Empleo que permita aumentar la plantilla de la Policía Foral para que sea la policía de referencia en Navarra en materia de seguridad".
Llegado ese día, la Guardia Civil y la Policía Nacional prácticamente habrán desaparecido de Navarra, consumándose una reivindicación histórica del nacionalismo y el separatismo vasco. Sus labores pasarán a ser residuales: fronteras, antiterrorismo, expedición del DNI y poco más.
Es lo que en la actualidad ocurre en el País Vasco y en Cataluña, con la Ertzaintza y los Mossos funcionando como policías bajo mando directo de sus respectivos gobiernos autonómicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias