miércoles, 17 de julio de 2019

La Guardia Civil no anulará el polémico examen de ortografía en las oposiciones al cuerpo

Algunos de los candidatos piden que se impugne la prueba de ortografía; desde el Instituto Armado se defiende la "rigurosidad" de los exámenes.



La Guardia Civil no anulará ninguno de los exámenes de acceso al cuerpo celebrados el pasado fin de semana. Desde el cuerpo niegan que se produjeran filtraciones -como aseveraban algunos de los candidatos- y destacan la "rigurosidad" con la que se preparan las pruebas.
Casi 30.000 candidatos se presentaron a los exámenes de acceso a la Guardia Civil celebrados en 16 sedes españolas el pasado fin de semana. En una convocatoria con 2.210 plazas, la Jefatura de Enseñanza del Instituto Armado dividió a los opositores en dos tandas: una mitad se examinó el sábado y la otra, el domingo.
La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) presentó un escrito ante la Jefatura de Enseñanza canalizando el malestar de una parte de los opositores, que denunciaban supuestos problemas que afectaban a su candidatura.
La mayor parte de esas quejas se centraba en el examen de ortografía: aseguraban que el del sábado era notoriamente más complicado que el domingo, y que se registraron filtraciones de la prueba antes incluso de que concluyese el tiempo de la prueba. Los opositores han promovido una recogida de firmas a través de Change.org para pedir su impugnación. También protestaban por una supuesta repetición de preguntas en el ejercicio de idiomas entre el sábado y domingo. 

"Un sistema riguroso"

Pero desde el Instituto Armado no hay intención de anular ninguna prueba. Las fuentes consultadas por este diario niegan que la polémica esté justificada y desmienten cualquier tipo de filtración: "Los opositores se examinaron a la vez en 16 sedes al mismo tiempo y nadie sale de la sala hasta que concluye el tiempo".
En el caso de las preguntas subidas a redes sociales tras el examen del sábado, las mismas fuentes niegan que pudieran influir en los candidatos que se presentaron el domingo: "No se repitió ninguna pregunta de un día a otro", aseguran.
Desde la Guardia Civil aseguran que se trata de un "sistema muy riguroso". Defienden que los profesores de la Jefatura de Enseñanza elaboran dos modelos para las oposiciones al cuerpo. Tras redactarlos, los dos modelos de exámenes son encriptados para evitar cualquier filtración. Sólo se desencriptan momentos antes de enviarlos a la imprenta, donde hay una estrecha vigilancia en torno a las pruebas. Después se "plastifican y paletizan".
Una vez llegado el día del examen, se establece por sorteo qué modelo de examen corresponde a cada una de las tandas de opositores. En esta convocatoria, a los candidatos del sábado les correspondió el modelo B y a los del domingo, el A. Cada modelo cuenta además con dos versiones con un orden de preguntas modificado para evitar copias entre los candidatos.

Las impugnaciones

Atendiendo a estas explicaciones, las fuentes consultadas afirman que no cabe la impugnación total del examen de ortografía o de idiomas. Los resultados y los exámenes se harán públicos en unos días, y será entonces cuando los opositores puedan presentar sus alegaciones.
La Jefatura de Enseñanza valorará las quejas y decidirá si se impugna alguna de las preguntas, pero nunca el examen completo, como solicitan algunos de los candidatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias