miércoles, 3 de julio de 2019

Las penurias de la Guardia Civil

Una rata atrapada en la instalación de una emisora de radio de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas. Es la última denuncia de un rosario de quejas que la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha presentado para poner de manifiesto las condiciones en las que este cuerpo debe llevar a cabo su trabajo.



Con un vídeo subido a las redes y grabado ayer por la mañana, esta organización denunció la presencia de «ratas y no sabemos qué más, porque desconocemos si es un ejemplar o una plaga» en las dependencias de la Comandancia en el barrio de San Cristóbal porque «tampoco tenemos constancia de que se haya desratizado o si se ha hecho en todo el edificio». Esta situación ya ha sido denunciada ante la inspección de trabajo por riesgos laborales.
Desde la AUGC se apunta que el roedor «paseaba sin asustarse» en las instalaciones de la Guardia Civil, «una oficina en la que siempre hay gente», por lo que les preocupa «lo que haya en despachos y almacenes donde no se entra habitualmente». Además, apuntan estas fuentes que los agentes y ciudadanos que se acercan hasta la Comandancia pueden ser contagiados de lectopirosis, una enfermedad que es transmitida por perros y ratas a través de la orina, los excrementos o el pelo.
Pero esta situación no es excepcional, ya que en diciembre del año pasado se denunció la misma problemática en el cuartel de Puerto del Carmen (Tías). En aquel momento, la AUGC denunció como posible causa de la presencia de roedores la reducción de horas por parte de las contratas de limpieza a sus trabajadoras, «lo que implicaba que no podían limpiar todo».
Las penurias a las que se enfrenta la Guardia Civil a la hora de llevar a cabo su tarea no se queda aquí ni son nuevas, denuncia esta asociación. Desde 2016, también ha hecho llegar a la Inspección de trabajo las condiciones «lamentables» en que se encuentra el mobiliario, sobre todo las sillas. Algunas fueron sustituidas pero «la realidad es que, a pesar de que vinieron desde Madrid a pasar revista a los asientos, no cumplen con la normativa de riesgos laborales». Explican que, además de su mal estado, son fijas, no se les puede ajustar la altura o la posición de la espalda, lo que influye en la salud de los agentes.
Además, otra de las denuncias que registra habitualmente la AUGC tiene que ver con el estado de los vestuarios. En de mujeres es utilizado como cuarto de limpieza y almacén sin apenas espacio para nada más. Al respecto, en el mes de junio también presentaron una reclamación ante la Inspección de Trabajo para denunciar el uso que se está dando al vestuario de la Guardia Civil en San Bartolomé de Lanzarote. Según consta en el escrito presentado, se está utilizando este espacio «como archivo y además este lugar también está siendo utilizando para secar marihuana» -procedente de un alijo incautado-, «lo que puede estar poniendo en riesgo la salud de los agentes».

video del ratuno en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias