martes, 23 de julio de 2019

Policías nacionales, obligados a disparar a un hombre que les atacó con unas tijeras en Benalmádena

Los agentes le dieron el alto para identificarle, tras lo que el sospechoso huyó de ellos y acabó intentando agredirles con el utensilio, de más de 20 centímetros de hoja

El varón ha sido trasladado hasta el hospital Clínico/



Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) se vieron obligados a disparar este martes en Benalmádena a un hombre de 58 años de edad y de nacionalidad española. Así lo confirmaron las fuentes consultadas por este periódico, quienes precisaron que el sospechoso les atacó esgrimiendo unas tijeras de grandes dimensiones, por lo que tuvieron que repeler la agresión.
Los hechos ocurrieron sobre las 08.47 horas de la mañana del martes en Puerto Marina. Los agentes se encontraban patrullando cuando decidieron darle el alto a un hombre que levantó sus sospechas, según las mismas fuentes, quienes han precisado que el hombre comenzó con una huida a pie por la zona.
En un momento dado, sacó las tijeras, que tienen más de 20 centímetros de hoja. Al parecer, en un primer momento amenazó con quitarse la vida, aunque su actitud se fue tornando cada vez más violenta hacia los policías nacionales, a los que supuestamente acabó intentando agredir.
Las fuentes consultadas indicaron que los funcionarios del CNP intentaron que el hombre depusiera su actitud y soltara las tijeras. Pero el sospechoso, presuntamente, acabó abalanzándose sobre los agentes, quienes primero dispararon al aire para disuadirle, aunque finalmente uno de ellos se vio obligado a detonar su arma de fuego contra el sospechoso.
Lo hizo apuntando a zonas no vitales. De hecho, el hombre resultó herido en las piernas, siempre según han manifestado las mismas fuentes, quienes han precisado que el sospechoso fue trasladado hasta el hospital Clínico de Málaga, donde quedó ingresado, custodiado y detenido por un supuesto delito de atentado contra agente de la autoridad.
Este tiroteo tiene lugar solo unos días después de que en Madrid un agente disparara también sobre un sospechoso que atacó con un cuchillo a una compañera suya. Desde los sindicatos vienen reclamando la necesidad de armas intermedias para que los agentes puedan repeler este tipo de situaciones sin tener que usar el arma de fuego.
Desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP) han exigido a la Dirección General de la Policía (DGP) que acabe con la «desprotección» de los agentes y que se les dote de más medios de protección, así como de armas no letales con las que hacer frente a este tipo de situaciones. La máxima representante del SUP en Andalucía, Mariló Valencia, insiste en que cada agente debe contar con su chaleco antibala, además de estar dotados de armas no letales como sería la defensa extensible y la pistola táser.
«Desde el SUP llevamos años demandando la inclusión en la Policía Nacional de la pistola eléctrica como medio intermedio de defensa, que, usado de modo racional y apropiado, permite actuar con rapidez, eficacia y seguridad en aquellas intervenciones cuyo nivel de amenaza es inferior al empleo de las armas de fuego», han precisado desde el sindicato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias