viernes, 26 de julio de 2019

Rufián, ¿y qué pasa con nuestros hijos en Cataluña?

El segundo y fallido intento de investidura de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados este jueves nos ha dejado intervenciones dignas de volver a visualizar. Sobre todo, cuando se trata de la exposición de la incoherencia de la izquierda y encima, independentista. ¿Se perdieron las perlas que Gabriel Rufián, portavoz de EsquerraRepublicana (ERC), soltó a todos y cada uno de los representantes políticos que ayer decidieron no dar su confianza al presidente en funciones? ¡Pasen y lean!

rufian investidura




Escrito por Malena Marasco
El pasado jueves, en la celebración de la segunda sesión de investidura en la cual se creía que finalmente el secretario general del PSOE iba a ser proclamado presidente del Gobierno de España, intervinieron los portavoces de todas las formaciones políticas con auténtica dureza hacia el socialista. Eso sí, en una esfera de reclamos y señalamientos, el protagonista sin duda fue nuevamente el separatista, Gabriel Rufián, quien hace unos días, como les contábamos en MEDITERRÁNEO DIGITALhuía del negro de VOX cuando este le preguntaba sobre su incoherencia a la hora de señalar al estado español como opresor. Parece ser que para el líder de ERC, el independentismo es sólo un discurso que lo ha catapultado a una especie de fama, porque de coherencia ideológica y política, detenta poca a la hora de pasar por caja.
Con un discurso irónico y sarcástico y teniendo casi como estampilla sagrada a sus compañeros independentistas que encarcelados, Gabriel Rufián hizo un llamamiento a la autocrítica de la izquierda “derrotada, una vez más”. El líder de Esquerra se mostró preocupado por “cuántos años le va a llevar a la izquierda, tenga el logo que tenga”, el “asumir el error de no haber investido a Pedro Sánchez como presidente” ayer en la segunda investidura que permite nuestra Carta Magna.
En una intervención de apenas 7 minutos y medio, Rufián no solo volvió a dejar expuesta su propia incoherencia sino también la derrota de la izquierda, nuevamente. Con verdadera crudeza, el joven líder señaló a sus homólogos progrescomo culpables del caos y la incertidumbre en la que la política española está sumida desde el destape de los casos de corrupción del Partido Popular o la posterior moción de censura, en la que Pedro Sánchez, y vale decir, su avaricia mediática, llevaron a que solo se alcanzara más desorden.
El diputado por la ciudad condal en esta XII Legislatura de la Cámara Baja estimó que la solución para enfrentar esta situación crítica de la izquierda es la unificación de las ideas en pactos serios. En esta línea, Rufián incidió en la “irresponsabilidad” de Pablo Iglesias, a quien dejó expuesto por su “avaricia política” incluso “sólo teniendo, Unidas Podemos, 4 años de vida”. De hecho, no quedándose agusto, cerró su apelación desafiando al grupo parlamentario a que demostraran que “son mejor que el PSOE”.
Sin embargo, el punto fuerte fue el recuerdo, o casi homenaje, al “líder victorioso, héroe independentista, que ahora está encerrado” explicó Rufián. Quizá se olvidó el detalle de que aquellos que hoy se encuentran encarcelados, infringieron la Ley de leyes, como es la vigente Constitución Española de 1978. Una vez más, el fanatismo independentista compartió un nuevo capítulo. Con una actitud dramática y casi teatralizada, el catalán quiso finalizar su intervención en el Congreso de los Diputados haciendo un llamamiento a la reflexión: “tengo un amigo que tiene tres hijos, se llama Oriol Junqueras. Él nos pide que les hagamos un regalo: un libro que ha escrito en su celda de Soto del Real con los cuentos que no le puede explicar a sus hijos desde hace casi dos años”. ¡Lamentable que un líder político utilice a los hijos de otro para hacer publicidad de su última “novela”! ¡Cosa que no nos extraña mucho, pues han llegado a utilizar a los niños como escudos humanos!
¿Y qué pasa con los niños catalanes?
Un dulce gesto de Rufián hacia la infancia que parece caer en papel mojado cuando defiende públicamente el adoctrinamiento de los niños catalanes y, por consiguiente, españoles a los que se les ha sometido a un discurso político de odio y rechazo a la identidad de España, exigiéndoles hablar catalán en ámbitos públicos. Eso sí, ¡en casa de herrero cuchillo de palo! Pues luego estos políticos a los que se le llena la boca con el independentismo llevan a sus hijos a colegios privados en los que se habla en español. Una cuestión que no pasó de largo tampoco en el discurso del líder de VOX, Santiago Abascal en la Cámara Baja, en referencia al adoctrinamiento que sufren los más jóvenes en Cataluña. Como una especie de fórmula de marketing, Gabriel Rufián mostró el libro de cuentos infantiles que Oriol Junqueras escribió “en su estancia injusta en la cárcel de Soto del Real”, en Madrid, dijo el diputado de ERC. Seguro tendrá un gran éxito… ¡Salvo si está en catalán!
Este panorama, caótico y paranoico nos queda a los españoles, al menos cuatro años más a contar desde septiembre (si Pedro Sánchez obtiene la confianza del Congreso) o desde noviembre (si finalmente se repiten los comicios generales). ¡Habrá que seguir escuchando a aquellos que enarbolan la bandera de la tolerancia y el respeto a las libertades individuales, pero que sin embargo sólo exponen públicamente una postura hipócrita y rebelde que genera tensión y violencia social en un estadio de inestabilidad político-social en España!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias