miércoles, 21 de agosto de 2019

Aumenta la precarización en la escala básica de la Guardia Civil, mientras se blanquea a los terroristas

Paralelamente al claro y vergonzoso blanqueo del terrorismo que amenaza con volver, porque realmente nunca se ha ido, dado que actualmente se hacen aberrantes homenajes a etarras, la situación de los agentes en la comandancia de la Guardia Civil en Vizcaya es ciertamente preocupante al igual que otros cuarteles de España, donde los guardias civiles se sienten olvidados y razones no les faltan.

guardia civil
La relación con algunos mandos se está volviendo complicada para los guardias y subordinados en general que lo sufren. Desde trato desconsiderado en cuestiones menos primordiales como el trato de respeto recíproco o con el tratamiento de usted a cosas más "capitales" como expedientes arbitrarios o incluso suspender informes personales bienales que se les realizan a los policías, en los cuales se hacen valoraciones sobre la inteligencia o el nivel cultural de los mismos.
Cabe destacar, que estas objeciones gozan de una subjetividad absoluta, por lo tanto, los agentes, como es lógico ponen en duda que un mando de la Guardia Civil pueda tener los conocimientos necesarios para hacerlo sin equivocarse en nada. Además, en los turnos de servicio a la carta, de algunos acuartelamientos, se premia el amiguismo. Algo que no está bien, porque debe existir igualdad en todo. Es importante recordar que un cuadrante es importantísimo tanto para la salud como para conciliar una vida personal y familiar.
Ante este panorama proclive al malestar de los guardias civiles, en los últimos años ha aumentado notablemente el contador de suicidios en el cuerpo, por ello, diversos colectivos policiales han denunciado también la escasez de medios para paliar este problema que se podría solucionar.
En cualquier caso, es indudable, que la situación tanto en la Guardia Civil como en la Policía Nacional cada día que pasa es más precaria, ya que a todas estas problemáticas, hay que añadir la falta de policías y dotaciones fundamentales para atender la creciente inseguridad, además de poner remedio a diversos problemas más concretos. Y el Ministro del InteriorFernando Grande-Marlaska no pone fin a este calvario, sino que lo aumenta, mientras su gobierno se alía con los que proetarras y les da concesiones. Por no hablar de que esto se produce en alerta terrorista cuatro y medio, donde hay  guardias que prestan servicio solos en lugares donde no hay nadie. Señor ministro, ¿cuánto más los agentes van a tener que aguantar esta situación insostenible e indigna?
Erik Encinas [Twitter: @ERIKEO5555]
Licenciado en periodismo. Activista político y social. Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias