miércoles, 14 de agosto de 2019

La economía cayendo y Pedro Sánchez veraneando en Doñana

Vamos camino de los cuatro meses con un Gobierno en funciones y a Pedro Sánchez parece importarle poco. Si no, no se hubiera ido de vacaciones a Doñana. Cualquier dirigente político responsable no sale de su despacho hasta haber conseguido la estabilidad política para España. 


PALOMA CERVILLA
Si uno suspende el curso escolar, como le ha sucedido al presidente del Gobierno en funciones, no tiene vacaciones.
Pero a Sánchez todo le da igual. Mientras su objetivo sea destruir a Pablo Iglesias y conseguir quedarse con todos sus votos, que siga pasando el tiempo, a ver si se achicharra.
Esta estrategia de desgaste político del adversario está teniendo consecuencias para el conjunto del país, que pueden ser muy graves, sobre todo para su futuro. Y lo estamos viendo en la economía.
Voy a dar algunos datos, muy negativos, que ponen de manifiesto la gravedad de la situación:
1.- España ha registrado el PIB más bajo en el segundo trimestre del año, de los últimos cinco.
2.- La economía ha crecido un 2,3% en el segundo trimestre, frente al 2,4% del primero y el 2,6% del mismo periodo del año anterior.
3.- El gasto de los turistas cae en un 2,2%, la mayor caída desde el cuarto trimestre de 2012.
4.-Las matriculaciones de automóviles han caído un 11%
5.- El paro en julio se redujo solo en 4.253 personas, retrocediendo a niveles de 2008, cuando comenzó la recesión económica.
Y mientras todo esto pasa, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, mira para otro lado y afirma que “España crece más que el resto, de una forma robusta y sostenida“.
Si después vienen los recortes, que no haya lamentos. Si en una casa se ingresan 2.000 euros y se gastan 3.000, lo que viene después es latijera.
Seguir a Paloma Cervilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias