Un grupo de independentistas se ha concentrado a una comisaría de la Policía Nacional en Via Laetana (Barcelona) coreando la vieja amenaza de los proetarras a la Guardia Civil en el País Vasco. "Pim pam pum, que no quede ni uno", gritaban los allí presente.
La comisaría ha sido custodiada por los Mossos d'Esquadra, que han sido quienes han sufrido el escrache. Además han proferido gritos de "también sois fuerzas de ocupación".