martes, 24 de septiembre de 2019

La Guardia Civil escuchó y grabó año y medio a los radicales detenidos

La Fiscalía acusa a nueve independentistas de terrorismo y tenencia de explosivos







En el último año y medio, guardias civiles de las unidades centrales y de Catalunya de información han escuchado en directo conversaciones telefónicas de independentistas radicales que en ese período han sido investigados, seguidos, grabados en vídeo y fotografiados con autorización judicial. Parte de esa ­investigación culminó ayer con la detención de nueve personas vinculadas con los Comitès de Defensa de la República (CDR) a los que la Fiscalía de la Audiencia Nacional acusa de querer actuar entre el aniversario del 1 de octubre y la publicación de la sentencia del procés . El ministerio público aseguró en una nota que los arrestos han servido para “abortar” unos “proyectos terroristas con fines secesionistas” que podrían haber ocasionado “daños irreparables debido a lo avanzado de sus preparativos”.

Anoche dos de los nueve detenidos quedaron en libertad con la obligación de presentarse ante el juez cuando los requiera. Los otros siete fueron trasladados a la comandancia de la Guardia Civil en Tres Cantos (Madrid). En sus calabozos permanecerán incomunicados durante el tiempo en que los investigadores redacten los atestados que presentarán el jueves cuando pasen a disposición del titular del juzgado central de instrucción seis de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, que ha dirigido la causa. Los nueve están acusados de terrorismo, rebelión y tenencia de explosivos.

Siete trasladados a Madrid

Dos de los arrestados quedaron anoche en libertad obligados a presentarse ante el juez

El operativo policial empezó las siete y media de la mañana con la entrada coordinada en diez domicilios de Sabadell, Mollet, Sant Fost de Campsentelles, Santa Perpètua, Sant Vicenç de Torelló y Cerdanyola. Fuentes oficiales al corriente de la investigación aseguraron anoche que los nueve arrestados actuaban de forma “coordinada” y con un “reparto claro” de las distintas funciones que ejercía cada uno en el grupo. Esos mismos interlocutores insistieron en que será la Fiscalía y el juez los que pongan nombre a la organización que presuntamente integraban esas nueve personas y a los actos que pretendían ejecutar con motivo del aniversario del 1-O y la publicación de la sentencia. Por el momento, a falta de recibir los atestados con los informes que elaboren los Tedax del material encontrado en dos de las viviendas, el fiscal Miguel Ángel Carballo ya acusa a los nueve de terrorismo.

Los investigadores hallan material para fabricar sustancias incendiarias

Durante los últimos meses, los guardias civiles grabaron a algunos de los detenidos comprando el material intervenido en el día de ayer. Principalmente ácido sulfúrico, parafina, aluminio en polvo y material pirotécnico que los investigadores sitúan en dos locales. Dos espacios que, según las mismas fuentes, eran utilizados por los detenidos como “laboratorios de pruebas”. En uno se realizaban las mezclas de unos productos que en este caso los investigadores denominan precursores para la elaboración de sustancias tanto explosivas como incendiarias. Unos materiales que se adquieren sin ningún tipo de control en la calle. En un segundo espacio, la Guardia Civil sostiene que se realizaban los experimentos “a pequeña escala” del material fabricado. Uno de los detenidos presentaba quemaduras en las manos producidas recientemente en uno de esos espacios mientras manipulaba el material para la fabricación de termita, una sustancia incendiaria y no explosiva que al deflagrar puede alcanzar los 2.000 grados.

Documentación intervenida

La Guardia Civil encuentra anotaciones con objetivos contra los que pensaban actuar

Dos de los arrestados ayer pertenecen al grupo conocido como los nueve de Lledoners , imputados por los Mossos d’Esquadra por las protestas de uno de los traslados de los políticos presos a Madrid y que en esa ocasión utilizaron aceite para bloquear carreteras con fuego.
Los interlocutores consultados por este diario indicaron anoche que en la próximas horas, los investigadores tienen por delante la tarea de realizar un primer análisis de toda la documentación incautada. En alguno de los registros la Guardia Civil localizó anotaciones con algunos objetivos concretos en los que el grupo de arrestados estudiaba cometer alguna de sus acciones violentas.

Un espacio registrado

Los abogados aseguran que uno de los locales se usa de almacén de material de ‘correfoc’

En uno de los domicilios en los que más horas trabajaron ayer los investigadores y el Tedax de la Guardia Civil es en el número 110 de la calle Convent, en la plaza Marcet de Sabadell. En ese domicilio, concretamente en el garaje de la vivienda los investigadores encontraron buena parte de los precursores que presuntamente los detenidos iban a utilizar para la elaboración de sustancias incendiarias y explosivas. Los guardias civiles detuvieron a la pareja, que vive con dos niñas pequeñas. Los mismos interlocutores aseguraron anoche que uno de los elementos que se puso en valor para adelantar los arrestos fue que se estaba acumulando “material muy peligroso” en una vivienda con dos niñas pequeñas.
Los detenidos tienen entre 25 y 50 años y anoche sus abogados insistieron que la operación policial era exclusivamente política, sin fundamento jurídico alguno y que tenía como único objetivo criminalizar al movimiento independentista. Y aseguraron que uno de los locales registrados es un espacio que se utiliza para guardar material pirotécnico de correfocs de la fiesta mayor.
¿Se está criminalizando al independentismo?
  • 12.03% (56115)
  • No87.97% (409977)
 Han votado 466092 personas
https://www.lavanguardia.com/politica/20190924/47596625171/detencion-cdr-independentistas-grabaciones-fiscalia-terrorismo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias