martes, 22 de octubre de 2019

El aterrador diario de un policía en Barcelona: "Pedro Sánchez espera muertos"

"Están sin material todavía currando desde ayer a las 3.30 de la madrugada apenas duerme un policía mano rota 5 graves bombonas en los contenedores y líquidos abrasivos lanzados en botellas de agua ...".


Es el mensaje, literal (copiado y pegado tal cual), con los fallos propios de la escritura por whatsapp y de la premura, de un policía nacional de la UIP desde Barcelona. Lo envía durante el viernes. Tiene, en Madrid, un hijo pequeño y otro recién nacido. Sus padres llevan cuatro días pegados a la televisión, preocupados por la violencia que ven, pero "orgullosos" -dicen- de verle allí "en primera línea, junto a sus compañeros".
"No tienen tiempo ni para respirar -se lamentan-, no beben agua, comen bocadillos cuando pueden. Están exhaustos". Llevan ya cuatro días así.
En la televisión vemos a policías recogiendo pelotas de goma del suelo, para reutilizarlas, mientras reciben pedradas. Avanza la noche del viernes y se están quedando sin munición. ¿Por qué tuvo Pedro Sánchez así a nuestros policías en Barcelona?.
La conclusión del propio policía de la UIP desde allí expresaba -el mismo viernes- el sentimiento de esos agentes: "El HP de Pedro no mueve un dedo -dice-, están esperando muertes" (literal).


© Proporcionado por El Semanal Digital, S.L.

La huelga general del viernes llevaba cuatro días anunciada y la violencia había ido a más durante la semana, pero los policías que protegían la Jefatura Superior de Via Laietana eran -el viernes- los mismos que en días anteriores. Sufrieron un asedio brutal de cinco horas sin que los refuerzos aparecieran por ningún lado hasta que los Mossos llegaron a las diez y media de la noche, en tromba, con 15 furgonetas y su tanqueta de agua y despejaron la zona en apenas unos minutos.
Los compañeros de los agentes y la Guardia Civil, acuartelados en otras zonas de Barcelona, asistieron por TV, impotentes, al violento ataque. "¿Pq no nos dejaron ir?", se lamenta uno de ellos.
Es más. Tuvieron que asistir a las 9 de la noche a la rueda de prensa de su ministro, de su jefe político, mientras la lluvia de adoquines y plomo seguía cayendo sobre sus compañeros. Marlaska salió para minimizar lo que toda España estaba viendo, distinguir entre independentistas buenos y malos, reducir a la esquina de una calle (tal cual) los episodios violentos, reafirmar -como por la mañana- que a Barcelona se podía viajar con normalidad y decir que los violentos son "400 entre medio millón".
Si eran 400, ¿por qué sometió Marlaska a nuestros policías a ese infierno?, ¿por qué no desplegó con prevención un operativo mayor?, ¿por qué no les mandó apoyo inmediato a las 5 de la tarde para disolver aquello y ampliar la zona de seguridad como hicieron los Mossos en unos minutos?, ¿por qué ha prohibido a la Policía Nacional usar su tanqueta de agua esta semana?, ¿por qué les prohibió usar los gases lacrimógenos?, ¿los usaron los agentes, al final, por su propia cuenta, desoyendo la orden, vista la violencia brutal que estaban sufriendo y viendo que se estaban quedando ya sin pelotas de goma?
¿Por qué ese empeño del gobierno en minimizar todo esto, exculpar al independentismo y decirnos que son violentos extranjeros venidos de fuera?

¿En qué está pensando el Gobierno de Pedro Sánchez? Traslado la pregunta a otro agente de la UIP en Barcelona. Y su respuesta es un mezcla de amargura y rabia, que ni la frialdad del whatsapp puede disimular: "PS solo piensa en las elecciones". Y me espeta: "Que ponga él el muerto!!!!".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias