jueves, 3 de octubre de 2019

El Gobierno recurre el procesamiento de los guardias civiles de Ceuta porque ningún migrante murió "en el lado español del mar"

La Abogacía del Estado ha presentado un escrito en defensa de los 16 agentes de la Guardia Civil que fueron procesados por la muerte de 14 inmigrantes en El Tarajal, en febrero de 2014, en un intento de entrada a Ceuta. En ese documento se solicita la absolución de los agentes. 
Imagen de la Guardia Civil con equipamiento antidisturbios recibiendo a los inmigrantes en la playa de Ceuta

"No se produjo ningún fallecimiento en el lado español del mar", apunta el escrito que ha adelantado El Confidencial y ha confirmado eldiario.es.
"Se ha acreditado con las pruebas incorporadas a las presentes actuaciones que no se produjo ningún fallecimiento en el lado español del mar, los 23 inmigrantes que accedieron a la playa ceutí del Tarajal, bien por sus propios medios, bien auxiliados por los servicios marítimos, lo hicieron en perfecto estado de salud, y por ese motivo pudieron ser rechazados en frontera de manera inmediata; los buzos que peinaron la zona el día de los hechos y el día siguiente confirmaron que no se había producido ningún fallecimiento en el lado español", explica la Abogacía.

La jueza encargada de la instrucción del caso de las muertes de Ceuta decidió, después de dos intentos de sobreseimiento por parte del mismo tribunal, procesar a 16 guardias civiles por el fallecimiento de los 14 migrantes. A lo largo de su auto, al que accedió eldiario.es, María de la Luz Lozano Gago recuerda que "si bien es cierto la protección de la frontera se activa frente a intentos de entrada ilegal", ello "no puede dar pábulo a sobreentender, ni remotamente, que las fronteras o espacios entre las mismas son zonas de excepción en relación a los derechos humanos".
Sin embargo, la Abogacía justifica que "no se ha producido, y por tanto no consta, ninguna resolución posterior, casi seis años después del inicio de las actuaciones, que permita converger la existencia de presuntos hechos punibles o relevantes desde un punto de vista penal y la identidad de los presuntos responsables".
El documento, además, describe la versión del Gobierno de cómo ocurrieron los hechos. Un intento de entrada a Ceuta que describen como "avalancha". "Con fecha 6 de febrero de 2014, sobre las 5:45 horas, una avalancha de unas 200-300 personas de etnia subsahariana pretendía entrar de forma ilegal desde Marruecos a Ceuta (España), accediendo por la orilla del mar (Playa del Tarajal) bordeando el espigón que delimita la frontera. (...) El grupo de personas que trataba de entrar en Ceuta no lo hacía de manera pacífica, sino que lo hacía aprovechando la noche, en avalancha y de manera violenta, utilizando palos y lanzando piedras, desbordando el dispositivo marroquí, causando lesiones a varios agentes así como daños materiales en la garita".

Contra la instrucción

La Abogacía del Estado arremete contra la instrucción de María de la Luz Lozano Gago porque ha generado a los guardias civiles "una clara vulneración del derecho de defensa, en particular, el derecho básico y esencial que toda persona a quien se le atribuya un hecho punible merece".
Asimismo, añade que "las diligencias se han convertido en una suerte de investigación genérica de hechos, que no revisten trascendencia penal (...) o que al menos son de imposible atribución a ninguna de las personas que se encuentran imputadas, y cuyo objeto parece que se ha centrado en demostrar la corrección de actuación de los agentes de la Guardia Civil, en definitiva, su propia inocencia, desconociendo los pilares básicos de un Estado de derecho".
"La instructora parte de una primera premisa errónea, al señalar que 'las personas inmigrantes estaban bajo control de fuerzas del orden españolas'. Tan solo se encontraron bajo las fuerzas del orden españolas los 23 inmigrantes que lograron acceder al territorio español, y que posteriormente fueron rechazados", comenta la Abogacía del Estado. "Todos y cada uno de mis representados tuvieron una actuación impecable desde un punto de vista objetivo", agrega.
La Abogacía cree que "resulta insostenible" que los guardias civiles sean procesados porque "los fallecimientos no se produjeron en España, ninguna actuación de la fuerza española se desplegó en el lado marroquí del mar, los nadadores que alcanzaron la costa española fueron auxiliados por los agentes y fueron rechazados en frontera sin que presentaran lesiones".

No murieron por la Guardia Civil

Para la Abogacía la actuación de los agentes fue proporcional porque "los medios antidisturbios se lanzaron, en un primer momento, con la finalidad de contención, y con la idea de prolongar la frontera física entre Ceuta y Marruecos, a lo largo de la línea del mar, y posteriormente para canalizar a los inmigrantes que habían alcanzado aguas españolas a la playa como zona segura, evitando que nadaran mar adentro". "En ningún caso alcanzaron ni sobrepasaron la zona marroquí. En ningún caso se lanzaron con la finalidad de alcanzar a los inmigrantes", añade.
Además, ninguno de los inmigrantes habría muerto por la actuación de la Guardia Civil: "Los cadáveres aparecieron sin flotador y con varias prendas de ropa. La causa de la muerte es anoxia anóxica. Solo dos de los cinco cadáveres presentan lesiones, pero se trata de lesiones calificadas como no vitales. Del cadáver hallado el día 15 de febrero de 2014, sobre las 10:30 horas, se dice que las lesiones presentan forma cuadrangular (que excluiría que el mismo recibiera un impacto de bola o bote de humo)".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias