miércoles, 16 de octubre de 2019

Marlaska amplía el despliegue de Guardia Civil y Policía hasta noviembre

El Ministerio del Interior amplía al menos hasta el 1 de noviembre el dispositivo de antidisturbios de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Cataluña. 
La Policía Nacional, ayer, en la capital catalana. :: l. g. / EFE/


El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska tenía previsto iniciar el repliegue el próximo viernes, aunque siempre fue una fecha muy provisional. Pero, habida cuenta de la situación de disturbios vivida el lunes, ha decidido prorrogar el despliegue. También se han suspendido vacaciones y permisos entre otras unidades antidisturbios por si fuera necesario aumentar las rotaciones.
El Ministerio del Interior mantiene más de 1.800 funcionarios en Cataluña entre miembros de las Unidades de Intervención de la Policia (UIP), Unidades de Prevención y Reacción (UPR), también del Cuerpo Nacional de Policía, efectivos de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) y de las Unidades de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la Guardia Civil.
Algunos de estos efectivos, particularmente las UIP de la policía, ya han entrado en acción estos dos días. De hecho, llevaron el peso de parte de las cargas que tuvieron lugar en la T1 del aeropuerto de El Prat. Esas actuaciones -explicaron fuentes policiales- ya están siendo investigadas después de que uno de los manifestantes que este lunes tomaron las instalaciones perdiera un ojo tras el impacto de una pelota de goma durante las cargas que la UIP hizo contra la multitud para evitar la entrada de los congregados a zonas restringidas.
Detenido el individuo que agredió a una mujer que portaba una bandera española en Tarragona
Según informan fuentes del dispositivo de seguridad, el herido, ingresado en el hospital del Bellvitge, sufrió «un estallido en el globo ocular» que es «compatible con el impacto de una pelota de goma».

Catorce pelotas

Los antidisturbios utilizaron catorce pelotas de goma en los momentos de más tensión durante la ocupación de los accesos al aeropuerto de El Prat por los manifestantes independentistas, sobre todo a última hora de la tarde en el aparcamiento de la T1. Las bolas de gomas no son de dotación de los antidisturbios catalanes, los Brimo.
No es la primera vez que la Policía Nacional se ve envuelta en un capítulo así en Cataluña en los últimos años. Durante los incidentes del referéndum del 1-O, otro manifestante, Roger Español, perdió un ojo al ser alcanzado por otra pelota de goma de la UIP en las cercanías de la escuela Ramon Llull de Barcelona. Español recibió el impacto después de lanzar una valla a la comitiva policial que se retiraba asediada por la multitud.
La investigación de la Policía Nacional no es la única abierta por los disturbios del lunes. La Consejería de Interior ha abierto un expediente interno para aclarar por qué una furgoneta de la Brimo, durante los disturbios de El Prat, se llevó por delante a varios manifestantes que se habían encaramado al parabrisas sin tratar de frenar en ningún momento.
Durante el lunes también se produjo la agresión en Tarragona de un independentista a una mujer de avanzada edad que lucía una bandera española. El agresor fue detenido ayer por la Policía Nacional, acusado de un delito contra el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas y un delito leve de lesiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias