lunes, 28 de octubre de 2019

Moncloa nombra nuevo jefe de la Guardia Civil en pleno lío por los coches 'oficiales'

La jefa de Seguridad de Presidencia, María Marcos, se rodea de cargos de su confianza en un momento de especial tensión por el 10-N y Cataluña.

Moncloa nombra nuevo jefe de la Guardia Civil en pleno lío por los coches oficiales



FERNANDO H. VALLS
Cambios en la seguridad del presidente del Gobierno, su familia, la vicepresidenta y los expresidentes. Cuando apenas quedan menos de dos semanas para las elecciones del 10 de noviembre el complejo de La Moncloa tiene nuevo jefe en la unidad de la Guardia Civil. Se trata de un cargo importante en lo que afecta a la custodia del jefe del Ejecutivo, ya que de él van a depender en torno a cuatro centenares de agentes encargados de proteger las 24 horas del día y allí donde se desplace a Pedro Sánchez. Son, junto a sus compañeros de la Policía Nacional, los guardianes del complejo presidencial. En total suman más de 800 profesionales que trabajan como si de un reloj suizo se tratase.
El nombre del nuevo jefe de la Guardia Civil en Moncloa se omite por motivos de seguridad. El Gobierno ha decidido no hacerlo público y así lo respeta La Información. Depende directamente de la directora del Departamento de Seguridad de Presidencia del GobiernoMaría Marcos, la comisaria principal que llegó a Moncloa tras la moción de censura y que es la máxima responsable de que todo en el complejo y en los desplazamientos del jefe del Ejecutivo funcione sin incidencias.
Este relevo coincide con un hecho controvertido que, según explican fuentes policiales conocedoras de la situación, lleva produciéndose en Moncloa desde hace ya algunos años. Ocurría durante el Gobierno de Mariano Rajoy y sigue sucediendo con el de Pedro Sánchez. Estas fuentes se refieren a la utilización de vehículos oficiales de la Guardia Civil por parte de los superiores. Son coches camuflados, de renting, que la Dirección General de la Benemérita, en este caso, pone a disposición de los agentes que trabajan en Moncloa.
El problema, según denuncian las fuentes policiales, es que esta docena de vehículos se llevan empleando para uso eminentemente particular por parte de los mandos. No se usan, en ocasiones, para su verdadera misión: emergencias o cuestiones relativas a la operatividad del día a día. Son Opel Insignia, Ford Mondeo, Nissan Qasqai, Peugeot 308, Renault Megane o Toyota Auris, entre otros, cuyo 'alquiler' se renueva cada tres años aproximadamente.
Los agentes policiales que trabajan en La Moncloa reconocen estar "quemados" ante esta situación. Se lo llevan transmitiendo a sus superiores varios años. Y también han intentado que la máxima responsable de seguridad, Marcos, intente restringir esta práctica. La comisaría llegó al cargo hace ya más de un año y ahora, con el nombramiento del nuevo responsable, se espera que se ponga sobre la mesa una solución.

La seguridad del Presidente, impoluta

María Marcos ha conseguido crear un ambiente en Moncloa realmente bueno. Así lo confirman diferentes fuentes de la seguridad de Presidencia del Gobierno. Su labor, en este año en el cargo, es bien valorada, en general, por los equipos tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil. Comparan su etapa con la de Segundo Martínez, que fue jefe de seguridad del presidente y la vicepresidenta durante los dos mandatos de José Luis Rodríguez Zapatero. Dicen que fue el mejor periodo en el complejo y que ahora se vive una situación muy parecida tras un año de Marcos en el cargo.
Todo ello a pesar de que Moncloa está desplegando todos los medios durante este 2019. La carga de trabajo es máximas. Se han sucedido tres campañas electorales (dos generales y unas municipales, autonómicas y europeas) y eso ha obligado a multiplicar los esfuerzos. Hasta tres actos de partido al día, viajes por todo el territorio nacional, una visita a Barcelona el lunes pasado de máxima tensión, el cierre de campaña que será en a ciudad condal... Pero todo ha salido rodado, sin ningún incidente con Sánchez, y en general se respira satisfacción. Y eso que el Gobierno está incrementando notablemente la seguridad de los cargos que visitan Cataluña durante estas semanas.
María Marcos, que estuvo presente en el simulacro de exhumación de Franco en el Valle de los Caídos, sucedió en el cargo al coronel de la Guardia Civil, Alejandro Hernández Mosquera, conocido como "Jandri". Llegó al cargo coincidiendo con la llegada del PP al poder y de la mano de Jorge Moragas, en febrero de 2012, y recibió el encargo de diseñar todos los aspectos relacionados con la seguridad tanto de Mariano Rajoy como de Soraya Sáenz de Santamaría.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias