miércoles, 16 de octubre de 2019

Pedro Sánchez convoca a Casado, Rivera e Iglesias a Moncloa para abordar los disturbios en Cataluña

Se reunirá con cada uno de ellos a lo largo de día tras advertir el Gobierno de que tomará el control de la situación si continúan los incidentes








El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, abordará hoy personalmente con Pablo CasadoAlbert Rivera y Pablo Iglesias la respuesta del Estado a la ola de disturbios y protestas en Cataluña que se están produciendo como reacción a la sentencia del procésMoncloa ha confirmado a primera hora de esta mañana que Sánchez mantendrá reuniones bilaterales con los dirigentes del PPCiudadanos y Unidas Podemos.
Firme y rotunda condena a la violencia que busca romper la convivencia en Cataluña. Hoy me reuniré con los dirigentes de PP, Cs y UP para transmitirles la determinación del Gobierno de garantizar la seguridad, con firmeza, proporcionalidad y unidad.
Todo nuestro apoyo a las FCS.



Video thumbnail
Varios radicales persiguen y agreden a un mosso en Barcelona
Las entrevistas se producen después de que anoche, ante el silencio y la inacción del Govern, tras varias horas de incidentes, el Ejecutivo socialista en funciones hiciera público un comunicado en el que avisaba por primera vez de manera seria y no retórica, frente a hechos consumados, de que intervendrá si continúan. La primera de ellas será con Pablo Casado a las 12 y , a continuación, Pablo Iglesias a las 17 horas y Albert Rivera a las 19.


Video thumbnail
Los radicales incendian contenedores y agreden a vecinos en Barcelona
Desde hace semanas el presidente del Gobierno ha apuntado a la Ley de Seguridad Nacional e incluso a la aplicación de un nuevo 155 como los instrumentos a su alcance para frenar las posibles consecuencias institucionales, políticas y sociales que provocara en Cataluña el fallo del Tribunal Supremo. Siempre que se ha referido a ello ha indicado que responderá con «firmeza, proporcionalidad y unidad». En las últimas horas el Ejecutivo ha repetido de manera insistente este aviso.
La Ley de Seguridad Nacional permitiría a Sánchez coordinar directamente esta crisis, sin contar con la Administración autonómica. Sólo sería necesario aprobar un Real Decreto y convalidarlo con celeridad en el Congreso de los Diputados. Esta opción empezaba a tomar cuerpo anoche, sobre todo ante la convocatoria de huelga general del viernes. El principal objetivo del Gobierno, sostienen, es «garantizar la seguridad y la convivencia en Cataluña». Y advierten de que hará que se cumpla «si es preciso». De esta manera, sin hacerlo explícito, se aludía entre líneas a una posible la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional que le permitiría tomar bajo su mando a todos los cuerpos policiales, incluida la Policía Autonómica.
No obstante no hay ninguna confirmación del Ejecutivo sobre ello más allá de las alusiones que ha hecho Sánchez en distintas entrevistas y de que el Gobierno, en privado, haya sugerido su aplicación. En las últimas horas tanto la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, como el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, han negado que se vaya a usar la Ley de Seguridad Nacional para controlar la situación. El argumento esgrimido es que los Mossos están colaborando y no es necesario abundar en una mayor coordinación.
Moncloa ha defendido hoy de nuevo que los incidentes vividos ayer en Cataluña no están protagonizados por «un movimiento pacífico» sino «coordinado por grupos que utilizan la violencia para romper la convivencia». A esta valoración, que ya realizaron anoche, se ha sumado la petición de que "el independentismo tiene que condenar firmemente esa violencia". "Es evidente que no estamos ante un movimiento ciudadano pacífico, sino coordinado por grupos extremistas que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Cataluña", reiteran después de que la segunda jornada de protestas por las condenas a los dirigentes independentistas derivaran en una batalla campal en el centro de Barcelona y otras ciudades catalanas entre miembros de los llamados Comités de Defensa de la República (CDR) y los Mossos d'Esquadra.
En este nuevo pronunciamiento oficial el Ejecutivo manifiesta su "profundo reconocimiento" a todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad "que están velando por mantener el orden y la convivencia en Cataluña" y envía "un caluroso mensaje de apoyo a todos los que han resultado heridos, mossos y policías nacionales". Según las cifras facilitadas por Interior 54 agentes de los Mossos presentan heridas de consideración como fracturas y lesiones y 18 policías nacionales daños de menor seriedad.
Tanto PP como Ciudadanos ya han solicitado la aplicación de esta la Ley de Seguridad Nacional y ayer, tras los altercados en distintas ciudades, con mayor intensidad. A través de las redes sociales Pablo Casado defendió que «ante los violentos disturbios que elevan la tensión en Cataluña, Sánchez debe activar la Ley de Seguridad Nacional». Así, apuntó, «ningún cuerpo policial (en alusión a los Mossos) estará sujeto a directrices de los independentistas y se protegerá su integridad». «Es urgente garantizar la seguridad y el orden público», dijo.
En una línea similar se pronunció Albert Rivera: «Lo que estamos viendo en Cataluña es inadmisible. Sánchez no puede seguir impasible a esta ola de violencia que está sembrando el caos». El líder de Cs recordó que se lo había advertido y el Gobierno «va tarde». «Tiene que actuar y proteger a los ciudadanos de los radicales separatistas».
El presidente, que el lunes habló por teléfono con ambos y con Pablo Iglesias, se comprometió a acordar todas las medidas que adopte. En esta promesa de ofrecer una respuesta conjunta se enmarcan las reuniones de hoy. Casado y Rivera han garantizado en los últimos días su respaldo al Ejecutivo, el líder de Unidas Podemos, no.
La preocupación en el Ejecutivo ha crecido en las últimas horas. La sensación inicial después de que el lunes centenares de manifestantes ocuparan el aeropuerto de El Prat y obligaran a cancelar más de un centenar de vuelos era que aunque hubo altercados y afectó al funcionamiento pero no se produjo un colapso en las comunicaciones. Hay tensión pero no "caos", señalaban fuentes del Gobierno. Estas primeras impresiones han ido cambiando. El ministro de Fomento en funciones y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, uno de los dirigentes socialistas que suele hablar con más claridad ha puesto hoy un tuit donde asegura que hace dos años defendió que los CDR "era el germen de la Kale Borroka" en Cataluña y le llovieron críticas. Hoy, indica, el comunicado de los CDR, en el que apuestan por la "movilización permanente", niegan el uso de la violencia y cargan contra Mossos d'Esquadra, Guardia Civil y Policía Nacional, "confirma la previsión".

Hace dos años dije que la aparición de los CDR eran el germen de la Kale Borroka en Catalunya y me llovieron críticas. El comunicado de los CDR de hoy confirma la previsión

https://www.elmundo.es/cataluna/2019/10/15/5da63e93fc6c83955e8b4680.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias