jueves, 31 de octubre de 2019

Piden prisión para un vecino de Utebo que persigue y acosa a guardias civiles y policías locales

El acusado tiene diagnosticado un trastorno de personalidad y hostiga a los agentes de manera "agresiva" y "beligerante", según la Fiscalía y los afectados. 

Una patrulla de la Policía Local de Utebo, durante una ronda por las calles del municipio.



MARTA GARÚ

Un vecino de Utebo que tiene en su punto de mira a los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de la localidad zaragozana fue juzgado este martes  por amenazas, coacciones e injurias. La Fiscalía solicita para el acusado una pena de 16 meses de prisión y 20 meses de multa (4.800 euros), mientras que la acusación particular, a cargo del letrado Marco Antonio Navarro, eleva la pena a cuatro años de cárcel y multa de 1.800 euros. 
Además, pide que se mantenga la orden de alejamiento que ya tiene contra su cliente, una agente de la Benemérita a la que tiene sometida a un hostigamiento y persecución continuos, tal y como expuso en el juicio.
El acusado, Sergio D. Z., tiene diagnosticado un trastorno antisocial de la personalidad con un desarrollo delirante de persecución a la Guardia Civil y Policía Local de Utebo y Casetas
Esta persona fue juzgada por hechos similares en enero, pero fue absuelta al concurrir la eximente de trastorno mental y se le impuso un tratamiento ambulatorio de seis meses. No obstante, el forense que declaró este martes en el juicio señaló que, en su opinión, es imputable.
Según las acusaciones, al menos en treinta ocasiones en 2017 y parte de 2018 Sergio D. Z. ha llevado conductas "agresivas" y "beligerantes" contra los agentes tanto cuando están de servicio como cuando desarrollan actividades de su vida privada. En esos casos, busca el enfrentamiento verbal y personal, se encara a ellos e incluso se ha llegado a lanzar de forma súbita contra sus vehículos.
"Tú ni me hables que estás imputado y vas a ir a la cárcel", "te vas a enterar, sois todos unos mierdas y os voy a arruinar la vida", "corruptos hijos de puta", "en mi barrio de Barcelona no ibais a durar ni cinco minutos, cabrones, que así sois muy valientes". "Tu me vas a quitar la multa porque voy a hablar con la juez y me vas a dar tu número de placa, tu sigue porque te vas a enterar". Estas son una muestra de las frases que les dice cuando se cruza con ellos, además de fotografiarlos o grabarlos.
Pero, también tiene obsesión con una guardia civil a la que ha ido a buscar cuando recogía a sus hijos del colegio y la ha amenazado delante de ellos, causando temor entre los pequeños. 
El pasado febrero, por ejemplo, fue al centro escolar y le dijo: "La primera que va a caer será la guardia civil que acaba de entrar, después cerraré el bar y después caerá la Policía Local". Esto, según la Fiscalía, lo acompañó de actos agresivos dirigidos contra los niños e hizo un gesto de dar un puñetazo a la menor de 9 años mientras levantaba el dedo corazón dirigido a ella y grababa todo con el móvil. 
El acusado declaró en su descargo que lo torturan. Su abogado, Javier Elía, mantuvo que los hechos no sucedieron así y solicitó la absolución para su cliente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias