lunes, 18 de noviembre de 2019

Torra no reconoce a la JEC: "No es un órgano jerárquico superior al 'president'"

Admite que desobedeció porque era "imposible" cumplir una orden "ilegal".

Torra no reconoce a la JEC: 'No es un órgano jerárquico superior al 'president''



El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña juzga este lunes a Quim Torra por desobedecer la orden de la Junta Electoral de retirar los lazos de los edificios públicos en la campaña del 28A, un caso que puede costarle hasta dos años de inhabilitación.

El presidente catalán ha llegado al juzgado arropado por varios de sus consejeros, tanto de JxCat como de ERC, así como por los líderes de las entidades soberanistas, que han hecho un llamamiento a concentrarse en su apoyo. Entre las autoridades que se han congregado frente al TSJC están el presidente del Parlament, Roger Torrent, y el vicepresidente Pere Aragonès. También ha acudido a la cita de Torra con la Justicia el expresident Artur Mas.

Torra, el tercer presidente catalán consecutivo que se enfrenta a la justicia por su papel en el proceso independentista, se juega en el juicio su inhabilitación para el ejercicio de funciones de gobierno o de cargo público, una pena que podría apartarle de la Generalidad una vez que la sentencia sea firme.
Su defensa ha pedido la nulidad de la causa al cuestionar la imparcialidad de la instrucción y del tribunal, y que en caso de que el juicio siga adelante, se suspenda para que testifiquen miembros de la Junta Electoral Central (JEC). "Los hechos no son delictivos. La sala está contaminada. Los dos magistrados que admitieron a trámite de la querella se han mostrado en contra de la exhibición de lazos amarillos y de los presos políticos".
"Sí, desobedecí, pero era imposible obedecer una orden ilegal. Cumplí mi deber como president de la Generalitat, que es defender los derechos y las libertades de mis conciudadanos"
"No lo reconozco", ha dicho Torra sobre los hechos de la acusación al comienzo del juicio. Durante su declaración ante el tribunal, el 'president' ha empezando haciendo referencia en catalán a la acusación de Vox, a la que se ha negado contestar. "No voy a permitir descalificaciones a las partes", ha advertido el presidente del tribunal a Torra, que tampoco ha contestado a las preguntas de la Fiscalía.
La JEC "no es un órgano superior jerárquico del presidente de la Generalitat, no tiene competencias", ha argumentado Torra. "Llegamos a la conclusión que era un acto nulo, ilegal, y en base a esta consideración actué".
Según Torra, la Junta Electoral Central "quiere situar al president de la Generalitat en una disyuntiva muy clara: hacerle obedecer un acto ilegal o hacerlo prevaricar".
"Yo interpuse una querella contra la JEC porque pienso que prevaricaron", ha añadido. "Me amenazó y actuaba de manera omnipotente", opina al tiempo que cree que la orden de la JEC fue un ejercicio de "censura".
"Nunca ordenaré a nadie que retire un lazo, una estelada o cualquier símbolo que considere que debe lucir en el edificio"
A preguntas de su abogado Gonzalo Boye, Torra ha defendido que colocó la pancarta en el Palau porque "existe un gran consenso social de que la judicialización de la política no es una cosa que a los catalanes nos gusta, nos repugna". Entendió que como sede del gobierno de la Generalidad "era importante que se expresara el deseo mayoritario de la sociedad catalana". Como sede del Govern "era importante que se expresara este deseo mayoritario de la sociead catalana de la libertad de los presos y exiliados”
Según Torra, está legitimado para "hablar en nombre de todos los catalanes". No se puede obligar, considera, "a no recordar a la gente que más ha sufrido", en referencia a los políticos presos.
Los lazos considera que no son "partidistas" al tiempo que alude a su "origen histórico". Y lo explica así: "Durante la Guerra de Sucesión en Cataluña, ls partidarios del pretendiente austracista lucían lazos amarillos. No es propaganda, va más allá de los partidos, apela a un deseo de justicia, del deseo de inocencia, de protesta, de libre ejercicio de derechos políticos. Debería ser patrimonio común de cualquier estado democrático de derecho, niego que los lazos sean partidistas ni propaganda”.

La Fiscalía pide inhabilitación y Vox, cárcel

La Fiscalía pide un año y ocho meses de inhabilitación para el president para cualquier cargo público de ámbito local, autonómico, estatal o europeo y multa de 30.000 euros, una condena que Vox, acusación popular en la causa, eleva hasta los dos años de cárcel y una sanción de 72.000 euros.

Aunque el TSJC condene al presidente catalán por desobediencia, Torra no sería apartado del Govern hasta que el Tribunal Supremo no la ratificara.

El promedio del alto tribunal para resolver recursos no suele ser inferior a los nueves meses, lo que dilataría hasta al menos el año próximo una eventual inhabilitación del presidente catalán. En caso de que se hubieran convocado elecciones antes de que la condena fuera firme, nada le impediría presentarse como candidato.
En el juicio declaran 11 agentes de la Policía, el comisario de los Mossos d'Esquadra Miquel Esquius, el portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa Torres, seguido de la delegada del Gobierno de Cataluña, Teresa Cunillera, y el portavoz del Gobierno en marzo 2019, Elsa Artadi, el Defensor del Pueblo, Rafael Ribó i Massó y el consejero Interior, Miquel Buch.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias