viernes, 13 de diciembre de 2019

Condenado el vecino de Utebo que acosa y persigue a guardias civiles

Una de las víctimas recoge hasta diez episodios, entre mayo de 2017 y febrero de 2018, en los que el acusado la acosó, siguió, grabó, intimidó tanto cuando iba con sus hijos hasta cuando patrullaba

condenado el vecino de Utebo que acosa y persigue a guardias civiles.




Sergio D. Z., un vecino de Utebo obsesionado con la Guardia Civil y los agentes destinados en la localidad zaragozana, ha sido condenado por dos delitos de acoso y otro de amenazas a penas de multa que suman 1.560 euros, así como a medidas de alejamiento de sus dos víctimas y de sus respectivos hijos, así como de sus trabajos durante dos años. Además, deberá indemnizar a una de las funcionarias con 600 euros y al otro, con 500 por los daños morales sufridos y pagar las costas de la acusación particular, a cargo del abogado Marco Antonio Navarro.

La titular del Juzgado de lo Penal número 7 procede a imponer la pena inferior en un grado puesto que en los actos de esta persona concurre la eximente incompleta de alteración psíquica, ya que presenta un diagnóstico de "trastorno antisocial de la personalidad" con un cuadro de desarrollo "deliroide/delirante de perjuicio y persecución" por la Guardia Civil. Esto supone una "merma media de su capacidad volitiva en relación a actos exclusivamente en respuesta a supuestas provocaciones presenciales de la Guardia Civil".

La magistrada considera probado que Sergio D. Z, durante 2017 y 2018, llevó a cabo conductas "beligerantes" y "agresivas" hacia miembros de la Guardia Civil y de la Policía Local de Utebo y Casetas. El acusado buscaba el enfrentamiento personal con ellos tanto cuando de encontraban trabajando como fuera de servicio. Normalmente se encaraba con ellos y se llegó a lanzar de forma súbita contra los vehículos oficiales cuando patrullaban por la vía pública. Todo lo hacía siempre en presencia de otros vecinos y con la intención, según el fallo judicial, de "desacreditar a las fuerzas del orden en el ejercicio de sus funciones".
Respecto a una de las víctimas (una agente con dos hijos menores) recoge hasta diez episodios, entre mayo de 2017 y febrero de 2018, en los que el acusado la acosósiguió, grabó, intimidó tanto cuando iba con sus niños hasta cuando patrullaba. En una ocasión, la funcionaria, fuera de servicio, se metió en un bar para evitarlo y Sergio D. Z. se acercó y mientras pasaba iba diciendo en voz alta y gritando: "La primera que va a caer va a ser la Guardia Civil que acaba de entrar, después la dueña del bar y después caerá la Guardia Civil y la Policía Local".

Te vas a enterar

Otro día, cuando caminaba con sus hijos, se cruzó con el acusado, que iba con otros dos jóvenes, y al pasar junto a ella le gritó: «Tú me vas a quitar la multa porque yo no iba conduciendo» y añadió que iba a «hablar con la jueza» para terminar diciéndole : «Que si te has enterado campeona, tú sigue por que te vas a enterar», mientras le mostraba el dedo corazón de su mano derecha.
El otro funcionario afectado denunció seis incidentes con el encausado. Contó, por ejemplo, que un día se lo encontró oculto en el quicio de una puerta y comenzó a seguirle a corta distancia con el móvil en la mano y diciendo en voz alta: «No, no vengas, quédate en la finca que será mejor, sí me han torturado los guardias, les voy a denunciar, más le vale que ahorren, que les va a costar el dinero, sobre todo al del otro día».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias