jueves, 19 de diciembre de 2019

El TSJC condena a Quim Torra a un año y medio de inhabilitación por no retirar la pancarta de Palau

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha condenado al president de la Generalitat, Quim Torra, a un año y medio de inhabilitación por un delito de desobediencia y le ha impuesto una multa de 10 meses a razón de 100 euros diarios. El tribunal entiende que Torra desobedeció a la Junta Electoral Central (JEC) al no retirar la pancarta sobre los presos y los lazos amarillos del Palau de la Generalitat durante el periodo electoral del pasado abril.

El TSJC condena a Quim Torra a un año y medio de inhabilitación por no retirar la pancarta de Palau



El fallo judicial se produce en plena semana clave para el devenir de las negociaciones sobre la investidura de Pedro Sánchez, y en una jornada que también está marcada por la decisión del Tribunal de Justicia de la UE sobre la inmunidad de Junqueras y la decisión de la Audiencia Nacional sobre la puesta en libertad de tres CDR acusados de terrorismo. Pese a la condena, el president aún podrá mantenerse en el cargo porque aún es susceptible de recurso. No será firme hasta que el Tribunal Supremo la ratifique, en caso de que haya el previsible recurso.

Pese a la condena, el president aún podrá mantenerse en el cargo porque aún es susceptible de recurso


La condena sí impedirá a Torra ser de nuevo candidato a la Generalitat ante un hipotético escenario electoral en Catalunya. Esta imposibilidad se produce como consecuencia de lo dispuesto en el artículo 6.2 b de la ley electoral (LOREG), que sitúa como inelegibles a “los condenados por sentencia, aunque no sea firme, por delitos de rebelión, de terrorismo, contra la Administración Pública o contra las Instituciones del Estado cuando la misma haya establecido la pena de inhabilitación para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo o la de inhabilitación absoluta o especial o de suspensión para empleo o cargo público en los términos previstos en la legislación penal”.
La condena a Torra se produce como consecuencia del tira y afloja que el president mantuvo en el periodo electoral previo a los comicios generales del 28-A, cuando mantuvo con la JEC un tira y afloja que trató de resolver cambiando la pancarta que colgaba en el balcón del Palau de la Generalitat por otra. En lugar de enseñar un lazo amarillo y el lema en pro de los políticos presos, la enseña lucía un lazo blanco, pero tampoco recibió el aval de la autoridad electoral y el president acabó por colocar una pancarta a favor de la libertad de expresión.

Torra admitió haber desobedecido a la JEC: “Sí, desobedecí, porque me debo a un mandato superior de la ciudadanía en defensa de los derechos humanos”

Durante el juicio, Torra admitió haber desobedecido a la JEC: “Sí, desobedecí, porque me debo a un mandato superior de la ciudadanía en defensa de los derechos humanos”, manifestó ante el TSJC. Además, asumió como propias todas las decisiones al respecto e insistió en que “la última responsabilidad” fue suya, pero apuntó a una operación de PP y Cs para llevarlo ante los tribunales. Según el presidente catalán, la orden de la JEC era “manifiestamente ilegal” y estaba dictada por un órgano no competente que, a su juicio, no es una autoridad superior a él. “Si hubiera tenido que cumplir, implicaba competencias de las que yo no disponía”, alegó.
A este caso se añadió otro de muy similares características con motivo del posterior periodo electoral, el de la repetición de los comicios generales del 10-N. La asociación unionista Impulso Ciudadano presentó un recurso en septiembre, una vez disueltas las Cortes y convocadas las elecciones, para que se retirara del Palau la pancarta reinstaurada de apoyo a los políticos presos con un lazo amarillo. El TSJC ordenó la retirada como medida cautelar mientras resuelve el recurso y dio un plazo de 48 horas para hacerla efectiva, pero el president presentó un recurso haciendo caso omiso a la orden. En consecuencia, el tribunal catalán cursó una orden al comisario jefe de los Mossos d’Esquadra para hacer efectiva la retirada, que finalmente se llevó a cabo.

En un auto, que contaba con el voto particular de uno de los cuatro magistrados, el TSJC resolvió deducir testimonio contra Torra ante la sala penal del alto tribunal por no haber descolgado la pancarta. La sala contenciosa del tribunal catalán acordó llevar a la vía penal al president.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias