jueves, 26 de diciembre de 2019

Galerías de tiro virtuales para el entrenamiento de la Policía Nacional

La Dirección General instalarán este sistema por toda España para aumentar la frecuencia de la instrucción y ahorrar en munición




Los policías nacionales se entrenarán en galerías virtuales de tiro. Es el proyecto que tiene encima de la mesa la Dirección General de Policía, y que ya ha trasladado a los sindicatos policiales, aunque se trata de un proyecto a largo plazo.

Confidencial Digital ha podido saber, por fuentes del Sindicato Profesional de Policía (SPP), que en una reunión reciente de la Comisión de Seguridad y Salud Laboral Policial se informó de dicho proyecto.

La idea consiste en instalar en comisarías u otras instalaciones del cuerpo por toda España galerías virtuales de tiro. Se trata de complementar las galerías de tiro normales, en las que los agentes disparan con sus armas reglamentarias para practicar la puntería, con simuladores virtuales que sirven para el mismo objetivo.
Como se ha indicado, todavía no pasa de ser un proyecto, pero la Dirección General está firmemente decidida a implantar ese sistema en próximos años.

Pistolas simuladas y gafas de realidad virtual

Hay distintos modelos, pero en general se trata de una galería en la que los agentes empuñan armas como las pistolas de dotación, pero modificadas para no disparar balas, sino que el sistema informático detecta dónde apunta y señala si acierta o no en el blanco.

También va acompañado en ocasiones de unas gafas de realidad virtual, lo que permite que el agente no sólo dispare a un objetivo estático situado a cierta distancia, sino que también se recrean distintas situaciones probables en la calle en las que el policía tendría que hacer uso de su arma corta. Así se practica mejor el tiro instintivo y la reacción del agente.
Ya muchas unidades militares utilizan este tipo de galerías virtuales de tiro, e incluso cuerpos policiales lo han incorporado. “Donde lo tienen, por ejemplo policías de Estados Unidos, funciona muy bien”, aseguran fuentes del SPP.

Menos gasto y más prácticas

Las ventajas van desde el ahorro de munición, que se gasta en grandes cantidades en las prácticas de tiro, hasta el aumento de la frecuencia de las prácticas.
Incluso tendría una derivada de mejora de la salud, ya que los instructores de tiro que trabajan en estas galerías cerradas inhalan muchos gases, por ejemplo de plomo, que se liberan de la detonación de las balas, lo que ha llevado a comprar munición especial. Además, claro está, de evitar cualquier posibilidad de que se produzcan heridos por accidentes, algo que ha ocurrido en alguna ocasión.
Sobre el aumento de la instrucción de tiro, la idea es que se combinen las prácticas con arma en galerías de fuego real y en las futuras galerías virtuales. “En vez de hacer prácticas de tiro cada tres meses, pues se harían de tiro real cada cuatro o cinco, pero cada mes se podría practicar en las galerías virtuales”, explican las fuentes consultadas por ECD.
De esta forma se avanzaría a una instrucción más frecuente con arma corta, algo que en algunos casos han reclamado con insistencia los agentes, al considerar que no practican lo suficiente; entre otros motivos, por las restricciones presupuestarias para comprar munición para estos entrenamientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias