viernes, 20 de diciembre de 2019

Marlaska criba a los futuros policías preguntándoles cómo se escribe «casoplón»

La prueba ortográfica de las oposiciones a Policía Nacional incluye el término que popularizó OKDIARIO en su exclusiva sobre el chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero




Policía
L. SELA Y P. BARRO


¿Está correctamente escrito "casoplón"?. Es una de las cuestiones que tuvieron que responder los últimos opositores de la Policía Nacional.
La palabra, popularizada por OKDIARIO a raíz de la exclusiva sobre el chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero, figura en la prueba de ortografía para los nuevos agentes. Un examen que está envuelto en la polémica por la decisión de la División de Formación y Perfeccionamiento, responsable de las pruebas, de elevar sorpresivamente la nota de corte de un 5 a un 6,2.
La prueba ortográfica es, junto al examen de conocimientos generales, esencial para pasar a la siguiente y última fase, consistente en una entrevista personal y un test psicotécnico.

En la prueba, según se observa en el documento adjunto, se preguntaba por la corrección de 100 términos, "tomando como base el Diccionario de la lengua española". Para contestar, como se indica en las instrucciones, los opositores debían marcar con una ‘A’ las palabras "correctamente escritas" y con una ‘B’ las incorrectas. Por cada error se anulaba un acierto.
Marlaska criba a los futuros policías preguntándoles cómo se escribe
Así, los opositores tuvieron que pronunciarse ante términos tan dispares como "papichulo", "LGTBI", "gay", "feminicidio", "kinder", "chakra", "hummus" o "viagra". 
Se da la circunstancia de que la Real Academia de la Lengua Española incluyó recientemente el término "casoplón" en su diccionario. Un término que popularizó OKDIARIO cuando destapó la adquisición por parte de los dirigentes podemitas de un enorme chalet en Galapagar. Desde entonces, este periódico ha publicado decenas de informaciones sobre el asunto. La polémica llevó incluso a Iglesias y Montero a someter su continuidad a la decisión de sus bases, en un referéndum improvisado.
En su última revisión, el diccionario de referencia de la lengua española incorporó otros términos como arboricidio, amá, andropáusico, amish, beatlemanía, antitaurino, brunch, sieso, bordería, capillita, carajal, centrocampismo, annus horribilis, router, rúter, textear o torá.

Un millar de recursos

La polémica envuelve estas pruebas. Según fuentes policiales, un millar de opositores de Policía han presentado ya recurso de alzada ante la Dirección General de la Policía Nacional por la subida de la nota de corte.
Denuncian que la puntuación no figuraba en las bases reguladoras de las pruebas, lo que ha provocado la reacción de los opositores. La convocatoria, publicada en el Boletín Oficial del Estado, únicamente recogía que la calificación podría ser de "apto o no apto" por lo que los opositores entendieron que, como viene ser habitual, el corte vendría fijado en el 5.

Paralizar la oposición

Los opositores avanzan a OKDIARIO que si la División de Formación y Perfeccionamiento de la Dirección General de la Policía "no se pronuncia en estos días" presentarán una "demanda conjunta para paralizar la oposición".
Existen precedentes. En 2015, opositores de enfermería en la Comunidad de Madrid recurrieron también a la Justicia después de que el Servicio Madrileño de Salud y el Tribunal Calificador decidiee bajar la nota de corte para cubrir más plazas. Los opositores denunciaron que ese cambio no figuraba en ningún punto de las bases, algo similar a lo que ocurre en este caso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias