martes, 14 de enero de 2020

Un guardia civil acusado de contrabando de tabaco: «Cometí un error sin maldad»

Uno de los tres guardias civiles del Puerto de Marín acusados de contrabando de tabaco ha alegado en el juicio que «cometí un error sin maldad». 



La Fiscalía le acusa de colaborar para hacer un fraude fiscal de 1,4 millones y otros 354.000 euros de IVA sin declarar. En total, entre el 2010 y el 2013, la trama habría pasado de contrabando 51.000 cartones de cigarrillos valorados en 2,1 millones de euros.
El agente aseguró que siempre supervisaba el tabaco que llegaba en camión antes de embarcar. Dado que todos los cartones tenían el circuito verde, eso lo convertía en mercancía legal. Admitió que se «fiaba de palabra» de los embarques en buques  que no estaban atracados en el puerto sino en otros de distinto nombre. Eso se debía a que suponía de buena fe que eran barcos nodriza que luego transportaban el tabaco al barco destinatario en alta mar pero eso siempre lo comprobaba. Sin embargo, el fiscal le hizo notar que incluso cuando había barcos nodriza el barco receptor estaba «desguazado» y ya no existía. El agente admitió que él no podía saber esa información.

La sesión continuará con el interrogatorio a otros dos agentes. La segunda jornada del juicio se celebra en la Quinta Sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias