martes, 4 de febrero de 2020

AUGC reivindica en la primera reunión con la Directora General el cumplimiento del tercer tramo de equiparación salarial y avances en la jornada laboral y productividad

Desde AUGC mantenemos la esperanza ante esta nueva etapa en la Dirección General, confiando en que suponga un punto de inflexión respecto al anterior periodo, marcado por la desconsideración hacia las asociaciones y, por tanto, a los trabajadores que éstas representan.

María Gámez, en su toma de posesión como directora general de la Guardia Civil, junto al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.



Representantes de AUGC han mantenido esta mañana una primera reunión con la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, con la que se ha iniciado la ronda de encuentros con las distintas asociaciones profesionales representativas, comenzando por la organización mayoritaria y decana en la Guardia Civil.
Para continuar con el proceso de equiparación total y absoluta, los primeros pasos pasan por la aplicación del tercer tramo de la equiparación salarial, un nuevo reparto más ecuánime de la productividad y la necesidad de poner en marcha una jornada laboral que permita una plena conciliación de la vida profesional con la familiar. Estos han sido los tres de los principales asuntos que AUGC le ha expuesto a la Directora General.
De entrada, AUGC le ha recordado a Gámez que en este tercer tramo de equiparación salarial debe revertirse la desigualdad que se produjo el pasado ejercicio en relación a la Policía Nacional, instándola a luchar en este caso por los guardias civiles, tal y como corresponde a su cargo. Para continuar incidiendo en la necesidad de realizar en este tercer tramo la equiparación puesto a puesto de trabajo junto con regularización del Complemento Específico Singular.
Derivado del propio acuerdo de equiparación salarial, hemos expuesto a la máxima responsable del Cuerpo que la reordenación del complemento retributivo de productividad, es la segunda cuestión que debe afrontarse para que se compense debidamente el trabajo que realizan los guardias civiles encuadrados en el régimen general de servicios, pues son quienes desarrollan la verdadera labor policial que tiene encomendada la Guardia Civil en los puestos más operativos.
La situación de los trabajadores en reserva es la tercera cuestión contemplada en el acuerdo que tiene que afrontarse. AUGC ha expuesto soluciones y pedimos que se aborden de forma seria y con la debida participación de las asociaciones profesionales.
Una cuestión troncal que viene relacionada con la norma relacionada con jornada y horarios. Porque si queremos la equiparación total, los guardias civiles no pueden continuar siendo los policías que mas horas anuales realizan de servicio, y para colmo estar discriminados con una jornada laboral que no permite la conciliación familiar y laboral.
Otro de los asuntos tratados ha sido la necesidad de poner en marcha un nuevo marco normativo para mejorar la interlocución de la Dirección General con las asociaciones profesionales. A este respecto, AUGC ha recordado la anomalía que se deriva del hecho de que en la Guardia Civil se abran más expedientes disciplinarios por faltas graves que por faltas leves, fruto de la falta de cultura democrática que sigue imperando en numerosas comandancias. Por ello, se apela a una cultura de diálogo que no debe restringirse al Consejo y la Dirección General, sino que debe extenderse hasta el último puesto de la Benemérita.
La Directora General se ha mostrado receptiva ante los argumentos de AUGC, interesándose así mismo por aspectos como el Régimen Disciplinario, la falta de mujeres en el Cuerpo, la conciliación laboral y familiar, el Plan de Igualdad o las causas por las que el absentismo laboral es mayor con respecto a otros cuerpos policiales.
Desde AUGC mantenemos la esperanza ante esta nueva etapa en la Dirección General, confiando en que suponga un punto de inflexión respecto al anterior periodo, marcado por la desconsideración hacia las asociaciones y, por tanto, a los trabajadores que éstas representan.
Sin embargo, son ya muchas las situaciones de esta índole que hemos vivido en el pasado con los anteriores directores generales, lo cual nos hace ser extremadamente prudentes. Al menos, el tratamiento recibido por María Gámez ha sido dialogante, abordándose las diferentes cuestiones con rigor, lo que de entrada, ya supone una una ruptura con la que mantuvo su predecesor en el cargo.

Ahora permaneceremos muy atentos, pues esta primera fase inicial de escucha pronto dará pie a una segunda, la de poner en marcha las medidas que AUGC reclama para modernizar la Guardia Civil y equiparar las condiciones laborales, profesionales y económicas de los guardias civiles al resto de cuerpos policiales españoles. Entonces es cuando veremos si esta nueva etapa será diferente a la anterior, o por el contrario las buenas voluntades se topan con el negacionismo y obstrucción que tantas veces hemos vivido los guardias civiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias