jueves, 6 de febrero de 2020

Una juez de Algeciras deja en libertad al capitán de la Guardia Civil investigado por sus nexos con el narco

Joaquín Franco estaba en prisión desde julio acusado de pertenencia a organización criminal y ha salido con una fianza de 30.000 euros


guardia civil narco


Su detención causó menos sorpresa que la que ha originado ahora su puesta en libertad provisional. Cuando el pasado 3 de julio el capitán de la Guardia Civil en Algeciras Joaquín Franco acabó detenido por su supuesta implicación en el narco hubo compañeros que ni se extrañaron. Más revuelo ha causado este jueves su salida de prisión tras pagar una fianza de 30.000 euros, una decisión judicial que han confirmado fuentes de la Fiscalía tanto en el Campo de Gibraltar como en Andalucía y fuentes de la Guardia Civil.
Franco fue detenido por sus propios compañeros de Asuntos Internos y está acusado de presuntos delitos de revelación de secretos, omisión del deber de perseguir delitos, prevaricación y pertenencia a organización criminal en una investigación que estaba siendo comandada por el Juzgado de Instrucción Número 4 de Algeciras. La titular de esté órgano judicial, Carmen Martínez, dio luz verde al capitán para salir de la prisión bajo fianza el pasado martes una vez ha concluido las diligencias del caso, según se le notificó a la Fiscalía de la zona ese mismo día.
Fue este pasado miércoles cuando Franco hizo frente al pago de la fianza de 30.000 euros que le ha permitido a acceder a la libertad, tal y como han precisado las mismas fuentes. La Fiscalía aún no ha valorado el contenido del auto, que aún está en el plazo de cinco días para ser recurrido. “Hay que valorar las circunstancias”, han precisado por ahora fuentes del Ministerio Público sobre la posibilidad de oponerse a esta salida.

Joaquín Franco ha pasado buena parte de su carrera en la Guardia Civil de Algeciras. Fue suboficial, luego teniente y acabó siendo capitán responsable máximo de la Policía Judicial de esta comandancia. En 2009 llegó a ser condecorado por la Subdelegación del Gobierno de Cádiz por su lucha contra el tráfico de drogas en el Estrecho de Gibraltar.  Como jefe de la Policía Judicial de Algeciras tenía acceso a las principales investigaciones que se desarrollaban en la Comandancia. La investigación de sus compañeros apunta a que supuestamente facilitaba datos a los narcotraficantes a cambio de dinero. Su detención se precipitó después de que el pasado mes de enero la Policía Nacional le descubriese en una reunión que estaban siguiendo una venta situada en el kilómetro 101 de la N-340 en dirección a Tarifa.  En el registro de la casa del capitán, los investigadores encontraron hasta 27.000 euros en efectivo. Tampoco fue ese motivo de sorpresa para su entorno, acostumbrado a verle hacer ostentación de un alto nivel de vida en Tarifa, donde residía.
La impresión ha sido mayor para algunos guardias civiles cuando este jueves le han visto “pasearse tan tranquilo” por Tarifa y por las inmediaciones de la Comandancia, donde ha tenido que ir, según ha explicado un agente de la zona. “No es normal, ha estado poco tiempo en prisión. Ha sentado muy mal, la gente está que trina”, denuncia la misma fuente.
La salida bajo fianza de Franco no es la única que se ha consumado en los últimos meses de personas supuestamente vinculadas al narcotráfico. A finales de noviembre, la sede en Algeciras de la Audiencia Provincial de Cádiz ordenaba el reingreso en prisión de Isco Tejón el Castaña, uno de los reyes del hachís, después de que, 40 días atrás, un juez de La Línea lo dejase en libertad bajo una fianza de 120.000 euros. Igualmente, la Fiscalía se opuso a la salida del supuesto narco Manuel P. L., conocido como Kiko, el fuerte, el pasado mes de enero después de que pasara apenas dos meses en prisión. En este último caso, continúa en libertad debido a la falta de indicios para llevarlo a prisión, según argumentó la misma Audiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias