viernes, 28 de febrero de 2020

Ussía remata a Pedro Sánchez desvelando por qué su mujer no fue con él a Galicia

The First Lady, como llama el irónico periodista a Begoña Gómez, siempre está dispuesta a viajar con "sencillez y discreción" junto a su "humilde" esposo donde sea pero esta vez no lo hizo.


Pedro Sánchez y su esposa, Begoña Gómez.


Este viernes Alfonso Ussía se muestra escandalizado en su artículo de La Razón por la " la falta de criterio de la ciudadanía cuando se trata de criticar a Sánchez".
Con mayores dosis de ironía de la habitual (y ya es difícil) señal que el presidente del Gobierno viejó el lunes a Galicia, ya en período preelectoral, y "lo hizo en su avión, que para eso es el presidente del Gobierno. Y como está amenazado por Trump, se hizo acompañar por más de 50 personas de seguridad. Y a pocas decenas de metros del Falcon, le aguardaban once vehículos, entre coches y furgonetas para reforzar la protección de su comitiva. Once coches es el número mínimo aceptable".
Sin abandonar el sarcasmo dice no entender "las opiniones adversas que pretenden descalificar su coraje y sencillez. Para colmo, y con el fin de no derrochar el dinero público, renunció a ser acompañado por su esposa, nuestra "First Lady", que estaba dispuesta a compartir el peligro con su marido a pesar del cansancio que llevaba encima, porque su último viaje a África con el IE resultó agotador. El viaje africano tuvo lugar en septiembre, pero ya se sabe lo mucho que desgasta la resistencia física una visita de ese tipo", dice con guasa sobre Begoña Gómez.

Continúa argumentando que "los detractores profesionales hablan y no paran de los gastos que conllevan estos viajes imprescindibles de Pedro Sánchez", pero, "¿existe algún presidente del Gobierno en el mundo occidental que renuncie al avión, a 50 agentes de seguridad y 11 vehículos aguardando su llegada a un aeropuerto que puede ser bombardeado con alevosía por orden de Trump?". 
Eso, se burla, "se lo dijo la agotada "First Lady", doña Begoña al despedirse en La Moncloa. –Antes de bajar del avión, mira al cielo, Peter, y cerciórate de que no hay aviones enemigos-. Sencillez, sentido del deber, cumplimiento ejemplar de sus deberes y muestra de valor sin límites. Porque, no haciendo caso a su esposa, Sánchez desembarcó sin cerciorarse de nada".
Concluye que los españoles tenemos la "obligación de serenarnos y opinar más desde la reflexión que del antagonismo ideológico" porque "bastante mal lo está pasando el pobre, obedeciendo a Torra e Iglesias, para añadir más dolor e inquietud en su agrietado ánimo".
Sin abandonar la sorna en ningún momento sentencia que "tampoco cuesta tanto un vuelo a Galicia, el desplazamiento de 50 escoltas y el uso de 11 vehículos en una comitiva presidencial. Sencillez, sentido del ahorro, respeto por el dinero público y resistencia frontal al abuso son cualidades que Sánchez atesora. Es muy fácil criticar a la gente sencilla, a quienes llevan, invisible pero presente sobre sus cabezas, la aureola de la humildad".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias