lunes, 2 de marzo de 2020

Benemérito: A sus órdenes 'Mi Comandante'. Sin novedad en el servicio

La RAE define benemérito: "Que merece premio, agradecimiento o estimación por sus servicios","digno de galardón, merecedor de una distinción".



La fundación del Cuerpo de la Guardia Civil data del año 1844, en el mes de octubre de 1929 se le concedió la Gran Cruz de la Orden Civil de Beneficencia por los innumerables actos de servicio abnegados, humanitarios y heroicos. Desde entonces se le reconoce por el adjetivo de Benemérita.
Seguimos echando mano de la historia y en la conocida Cartilla del Guardia Civil, en su primera parte, capítulo primero -Prevenciones generales para la obligación del Guardia Civil- dice: "El honor ha de ser la principal divisa del Guardia Civil; debe por consiguiente conservarlo sin mancha. Una vez perdido, no se recobra jamás".
¿A qué viene todo esto? Empiezo sin tener idea de lo que escribo, por el contario si se lo que quiero expresar; cúmulo de emociones, sentimientos, agradecimientos, etc…, y que me gustaría dejar latentes. Sin embargo, consciente soy de la tarea dificilísima que es dar forma escrita para explicitar que me llena de orgullo y satisfacción ser tu hermano.
En muchas ocasiones escuché que los ídolos de los niños son sus padres. Por la carencia del nuestro -a consecuencia de su fallecimiento prematuro- desde mi infancia tuve claro quien era el mío. Es mucha la distancia que tengo que salvar para conseguir mi propósito, todavía lo sigo intentando.
Siendo lo mas sensato posible, y en esta ocasión lo es casi imposible, no soy el autor mas apropiado para escribirte, dedicarte este conjunto de palabras, frases…, por muchos motivos. Difícilmente vas a encontrar a un hermano que hable mal el uno del otro. Sin embargo, si hay infinitos motivos para hacerlo y reconocer quien eres realmente para mi y mi familia.
Todos o la mayoría de los lectores de estas letras, segurísimo que te conocen, pero voy a parafrasear a tus mandos y subordinados que en algunas charlas coloquiales dijeron:
- Corral, es la enciclopedia de la Guardia Civil.
- Tu hermano es un profesional como la copa de un pino…
Además del reconocimiento no solo como profesional al Servicio de España hay que hacerlo también como persona. A los años de la dilatada vida en activo debemos  sumar los primeros diez años de tu vida, mas menos, -muy intensos- y de los que sólo puedo hablar de oídas. En estos años, junto con nuestros padres el Cabo Corral y Sinda, vivisteis en casas cuartel de la Guardia Civil, el que mas marcó fue el de Codeseda. Naciste allí con el tricornio puesto, no fue sorpresa ver tu ADN de Guardia Civil cuando te hicieron una primera analítica.
Seguimos sumando años durísimos -por suerte para mi, no los recuerdo debido a mi corta edad-. Tras la muerte de papá y con tu corta edad pasas a desempeñar el rol de "el jefe de la casa", además de atender a tus estudios me cuidabas, ayudabas en tareas de la casa, nuestra madre trabajaba limpiando casas hasta que logró un puesto de trabajo -limpiadora- en el Tercio de la Guardia Civil de Pontevedra. A través de ella siguió el contacto con la Benemérita. El Subteniente Castro, tu padrino, en la Intervención de Armas también sirvió de unión.
Transcurren los años y finalizas COU, debiendo esperar la edad para presentarte para ser Guardia Civil. Llegado el gran día, una vez superadas las pruebas, te ausentas de la casa familiar para seguir el curso de formación. Antes de finalizarlo estuvimos en tu 'Jura de Bandera'. Mención especial, verás. La tarde anterior al gran día, de paseo por el pueblo de Úbeda y que lo hacías de uniforme, nosotros en compañía tuya, al atardecer se escuchan unas notas de trompeta –'Toque de Oración', arriado de la Bandera en la Academia- nada mas comenzar a sonar el instrumento adoptaste la posición de saludo militar hasta finalizar los acordes. Aquello me dejó huella por los latidos acelerados que dio el corazón.
Ya en tu primer destino en el Puesto de Redondela, a partir de ahí con tu dedicación, sacrificio…, se fueron cumpliendo  todas las expectativas personales y profesiones que te has propuesto, y como no podía ser de otra forma, en principio con la abnegada ayuda de Mary, tu esposa y después con la asistencia diaria de tus hijos Vicente y María. Ya tus hijos con sus respectivas parejas Ana y Dani, que también tuvieron la oportunidad de poner sus granos de arena. A día de hoy las peques Alba, Lucía, Vega , , los que estén por venir siguen ayudando.
Logrado o no el objetivo de la misiva, ahora digo - aunque ya lo sabes- "La Guardia Civil muere, pero no se rinde" si para los militares "la muerte no es el final", no se da por concluido nada -El Guardia Civil, es Guardia Civil toda su vida-.
***Manuel Corral Peón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias