miércoles, 11 de marzo de 2020

DerechosTrabajo Enorme fracaso de Jusapol en su huelga encubierta: 1,5% de seguimiento

El Gobierno de Pedro Sánchez se preparaba ante una posible huelga de policías nacionales y guardias civiles bajo el pretexto del coronavirus, huelga en la cual los agentes presentarían partes de baja de forma masiva.



El motivo de esta protesta se fundamenta en el rechazo por parte del Gobierno de la propuesta presentada por Jusapol sobre la equiparación salarial con los Mossos d’ Esquadra y con los efectivos de la Policía Local.
La acción está inspirada en la huelga encubierta que tuvo lugar en Francia por parte de un millar de agentes de las Compañías Republicanas de Seguridad (CRS) que se declaraban «enfermos» en plenas protestas contra la subida de la edad de jubilación anticipada y las condiciones necesarias para poder gozar de la bonificación de un quinquenio extra de cotización por cada cinco años trabajados. En este caso el presidente de Francia, Emmanuel Macron, terminó dando marcha atrás.
Este 10 de marzo tenía lugar la huelga encubierta pero Jusapol no ha conseguido movilizar a guardias civiles y policías nacionales como pretendía, ya que según los datos recopilados durante la jornada apuntan a un fracaso de la convocatoria. 
El número de bajas de policías nacionales vinculadas a la huelga o por cualquier otra causa ha sido muy similar al de cualquier día del año, que suele rondar al final de la jornada entre el 2,5 y el 3%”, destacaba un alto cargo del Ministerio de Interior.
Fuentes de la Guardia Civil aseguraban que tampoco en el instituto armado se había registrado un número de ausencias significativamente superior al ordinario.
La organización llevaba semanas distribuyendo octavillas en comisarías y difundiendo a través de redes sociales las instrucciones para saltarse la prohibición de huelga que rige en ambos cuerpos de Seguridad.
El régimen disciplinario de la Policía Nacional considera como falta “muy grave” cuando un agente participa “en huelgas, en acciones sustitutivas de estas o en actuaciones concertadas con el fin de alterar el normal funcionamiento de los servicios” y puede ser sancionado hasta con la separación del servicio.
Jupol, el sindicato mayoritario de la Policía, se desmarcó ayer de este llamamiento, pese a que algunas informaciones apuntaban a esta organización y a la asociación Jusapol como promotoras. El secretario general de Jupol, José María García dijo, sin embargo, que Jupol iba a proteger a todos aquellos que quisieran «ejercer su derecho a la salud» y que pudieran «ser sometidos a intimidación por parte de la jefatura para ir a cumplir su deber cuando deberían estar de baja».
Los sindicatos policiales y las asociaciones de guardias continúan sus negociaciones con el Ejecutivo para la aplicación del tercer tramo de subida salarial, de 247 millones de euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias