domingo, 1 de marzo de 2020

El alcalde de Grazalema sobre el agente suspendido: “Respondí a la Guardia Civil lo que había visto”

Carlos Javier García asegura que no ha acudido "a hacer ninguna denuncia" sino que testificó tras ser preguntado sobre "unos comentarios de tinte machista" sobre la alcaldesa de El Bosque




El alcalde de Grazalema, el socialista Carlos Javier García, tras la publicación en lavozdelsur.es de la historia del Guardia Civil suspendido de empleo y sueldo por considerar el Tribunal Supremo que vulneró su “deber de neutralidad política”, contesta en redes sociales asegurando que “no he denunciado ni acusado a ningún agente ni propiciado ninguna investigación. No he acudido a ningún sitio a hacer ninguna denuncia. No se me ocurriría acusar a nadie por tener una opinión”.
El regidor explica que su participación en este asunto “tiene que ver con que través de una investigación de Guardia Civil me pidieron en un par de ocasiones que testificara respecto a ciertas publicaciones y participaciones públicas y en redes de uno de sus agentes, además por cuestiones ajenas al pueblo. Lo único que hice, faltaría más, es responder la verdad de las varias preguntas que se me hicieron”.
Las preguntas que contestó, reseña García, “tenían que ver con unos comentarios de tinte machista que, en Facebook, se hacían de un cargo público de un pueblo vecino —en referencia a Pilar García, alcaldesa de El Bosque—; también se me preguntó por distintas opiniones de tipo político y respecto a ciertos temas de gestión de un agente; por algunas denuncias que al parecer pudieran tener esos tintes; y se me preguntó por unas invitaciones a un foro de un partido político. Cuando la propia Guardia Civil vino buscándome para que respondiera si sabía algo, a partir de una investigación a la yo que era totalmente ajeno, respondí lo que sabía y había visto”.
El alcalde de Grazalema asegura que le da igual “lo que quiera pensar u opinar un Guardia Civil o quien quiera que sea, y así se lo hice saber a quienes me llamaron para que yo testificara. Lógicamente, y también lo sabía, se me respondió que en el caso de la Guardia Civil no puede haber esas manifestaciones públicas de tipo político, como todo el mundo sabe que ocurre por el propio funcionamiento interno de este cuerpo de seguridad”.
Carlos Javier García da su opinión al respecto: “No me parece una situación muy acorde a nuestros tiempos, aunque respeto, como no puede ser de otra forma, el funcionamiento interno de este cuerpo de seguridad, como cualquier otro. Lo que tampoco quiere decir que no opine también —que es distinto— que no es de recibo que haya guardias civiles o policías o jueces que se dejen llevar por sus opiniones políticas para ejercer sus funciones públicas. O que tenga opiniones sobre las acciones de algún guardia civil en concreto. Pero no hay que tener unas entendederas muy largas para saber que una cosa y otra nada tienen que ver”.
El regidor socialista señala que “aunque las verdades estropeen las alcahueterías, muchas veces defendemos una alcahuetería por encima de la verdad si es necesario. En este caso, siento decir que la verdad estropea la noticia: por muy bonito que pueda quedar para un titular que unos maliciosos alcaldes del PSOE, tiranos y sectarios, han puesto sobre las cuerdas a un pobre agente llegando incluso al Supremo, todo ello es ajeno a cuánto yo he hecho”.

El Supremo entiende que infringió su “deber de neutralidad política”

El agente V.C. natural de El Bosque aunque destinado en Grazalema, ha sido suspendido de empleo y sueldo durante dos meses tras la apertura de diversos expedientes disciplinarios por participar en una marcha por la liberación de vías pecuarias, en un pleno en nombre de una asociación ecologista para pedir la cesión de unos terrenos para viveros o por supuestamente invitar a seguir en Facebook a una página de Podemos.
El Ministerio de Defensa determinó en marzo de 2019 que V.C. había incurrido en una falta disciplinaria grave, consistente en “expresar opiniones que supongan infracción del deber de neutralidad política efectuando propaganda a favor de partidos políticos”. El Supremo desestima íntegramente el recurso del guardia civil al entender que hay pruebas suficientes de los hechos y que no se ha vulnerado su derecho a la presunción de inocencia. V.C., en su recurso, negó los hechos, porque los alcaldes a los que supuestamente invitó pertenecen al PSOE y en su opinión no tenía sentido invitarles a seguir a otro partido, pero el Supremo señala que hay pruebas suficientes para concluir que las invitaciones se realizaron.
La invitación para seguir a Podemos “permite entender concurrente en los hechos el requisito de publicidad. De hecho, tanto la alcaldesa como el alcalde de El Bosque y Grazalema, respectivamente, declararon que el guardia llevó a cabo la acción a través de su perfil de Facebook. De ese modo, el recurrente infringió la limitación que legalmente pesaba sobre él de respetar el deber de neutralidad política”. Desde Podemos El Bosque niegan que el guardia civil tenga relación con el partido, que no ha acudido a ninguna de las asambleas abiertas celebradas por la formación morada, por lo que no entienden la sanción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias