sábado, 7 de marzo de 2020

Iglesias y Montero sufren el escrache de una asociación policial en la puerta de su vivienda

La Guardia Civil identifica a una docena de personas que protestaban ante el domicilio de los dos miembros del Gobierno con una pancarta de Jusapol



Miembros de la asociación Jusapol se manifiestan a la puerta de la vivienda de Pablo Iglesias e Irene Montero en Galapagar (Madrid)


La pareja formada por el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha sufrido este viernes un escrache a la puerta de su domicilio en la localidad de Galapagar (Madrid) protagonizado por una docena de personas que repartían panfletos de la asociación de policías y guardias civiles Jusapol, la misma que convocó la manifestación del pasado martes en las cercanías del Congreso en la que se vivieron momentos de tensión. El motivo de la concentración era, precisamente, protestar por el rechazo de Unidas Podemos a tramitar la iniciativa legislativa popular (ILP) promovida por esta asociación para blindar futuros incrementos salariales. La manifestación, en la que portaban una pancarta con el lema 'a igual trabajo igual sueldo’, se ha disuelto sin incidentes después de que agentes de la Guardia Civil que dan protección a la vivienda de los dos dirigentes de Podemos identificaran a los manifestantes y les advirtiesen de que allí no podían permanecer, según detallan fuentes del instituto armado.
El incidente se produce solo dos días después de que Iglesias fuera increpado por alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas, la misma en la que ejerció de profesor, cuando iba a dar una conferencia. Entonces, una decena de jóvenes del colectivo Frente Obrero le tildaron de “vendeobreros” cuando iba a participar en un acto junto al exvicepresidente boliviano Álvaro García Linera. El incidente alcanzó mayor repercusión porque se produjo en el mismo lugar en el que, 10 años antes, el hoy vicepresidente del Gobierno protagonizó un incidente similar contra Rosa Díez, entonces líder de UPyD.
En el escrache de este viernes, los protagonistas no han sido un grupo de izquierdas, sino integrantes de Jusapol, un colectivo policial surgido en 2017 para reclamar la equiparación salarial de policías y guardias civiles con los mossos d’esquadra. Este colectivo ―del que ha surgido un sindicato en la Policía Nacional llamado Jupol que arrasó en las últimas elecciones sindicales y una asociación de guardias civiles llamada Jucil― rechaza el acuerdo que en 2008 alcanzó el entonces Gobierno del PP con las centrales sindicales tradicionales para esa equiparación al considerarlo insuficiente.
Con la manifestación que protagonizaron el martes ante el Congreso ―en la que participaron 3.000 personas según fuentes de la Delegación del Gobierno― Jusapol pretendía presionar a miembros de la Mesa de la Cámara baja para que se debatiera ya su ILP. Este órgano de la Cámara baja es el que decide cómo y cuándo se discuten esas propuestas, y aquel día se dividió y rechazó ese debate con los votos de seis miembros del PSOE y Unidas Podemos frente a la posición favorable de los tres componentes del PP y Vox. Dirigentes de este último partido y de Ciudadanos salieron a la escalinata de las Cortes para expresar su apoyo a la iniciativa y a la asociación convocante.
Durante la manifestación se produjeron momentos de tensión cuando los manifestantes ―muchos de los cuales cubrían sus rostros con caretas de Anonymus― se saltaron el control policial y llegaron hasta las puertas de Congreso. La diputada de Junts per Catalunya Laura Borrás fue increpada por algunos de los asistentes al abandonar el edificio. La Delegación del Gobierno estudia sancionar a los convocantes por estos incidentes, según fuentes de este organismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias